Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Hechos 9:40 - Biblia de las Americas

Hechos 9:40

Mas Pedro, haciendo salir a todos, se arrodilló y oró, y volviéndose al cadáver, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Reina Valera 1960

Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Traducción en Lenguaje Actual

Pedro mandó que toda la gente saliera del lugar. Luego se arrodilló y oró al Señor. Después de eso, se dio vuelta hacia donde estaba el cuerpo de Tabitá y le ordenó: «¡Tabitá, levántate!» Ella abrió los ojos, miró a Pedro y se sentó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Nueva Version Internacional

Pedro hizo que todos salieran del cuarto; luego se puso de rodillas y oró. Volviéndose hacia la muerta, dijo: "Tabita, levántate." Ella abrió los ojos y, al ver a Pedro, se incorporó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Dios habla hoy

Pedro los hizo salir a todos, y se arrodilló y oró; luego, mirando a la muerta, dijo: –¡Tabitá, levántate! Ella abrió los ojos y , al ver a Pedro, se sentó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Nueva Traducción Viviente

Pero Pedro les pidió a todos que salieran del cuarto; luego se arrodilló y oró. Volviéndose hacia el cuerpo, dijo: «¡Tabita, levántate!». ¡Y ella abrió los ojos! Cuando vio a Pedro, ¡se sentó!

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Palabra de Dios para Todos

Pedro sacó de la habitación a todos, se arrodilló y oró. Luego, volviéndose hacia el cuerpo de ella, le dijo: -Tabita, ¡levántate! Ella abrió los ojos y cuando vio a Pedro, se sentó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Biblia de Jerusalén 1998

Pedro hizo salir a todos, se puso de rodillas y oró; después se volvió al cadáver y dijo: "Tabitá, levántate." Ella abrió sus ojos y al ver a Pedro se incorporó.

Ver Capítulo

Hechos 9:40 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero Kefa mandó a todas afuera, se postró de rodillas y oró. Entonces, volviéndose al cuerpo, dijo: "¡Tavita! ¡Levántate!" Ella abrió sus ojos y viendo a Kefa, se sentó.

Ver Capítulo