x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Hechos 18:8 - Biblia de las Americas

Hechos 18:8

Y Crispo, el oficial de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa, y muchos de los corintios, al oír, creían y eran bautizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Reina Valera 1960

Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Traducción en Lenguaje Actual

El encargado de la sinagoga se llamaba Crispo, y él y toda su familia creyeron en el Señor Jesús. También muchos de los habitantes de Corinto que escucharon a Pablo creyeron y fueron bautizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Nueva Version Internacional

Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia. También creyeron y fueron bautizados muchos de los corintios que oyeron a Pablo.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Nueva Versión Internacional 1999

Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia. También creyeron y fueron bautizados muchos de los corintios que oyeron a Pablo.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Dios habla hoy

y Crispo, [3] el jefe de la sinagoga, con toda su familia, creyó en el Señor. Y también muchos de los de Corinto, al oír el mensaje, creyeron y fueron bautizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Crispo, el presidente de la sinagoga, llegó a confiar en Yahshúa junto con toda su casa; también muchos de los Corintios que oyeron y confiaron, fueron inmersos.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Nueva Traducción Viviente

Crispo, el líder de la sinagoga, y todos los de su casa creyeron en el Señor. Muchos otros en Corinto también escucharon a Pablo, se convirtieron en creyentes y fueron bautizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - La Biblia del Oso  RV1569

Y Criſpo el Prepoſito de la Synoga creyó àl Señor cõtoda ſu caſa: y muchos delos Corinthios oyẽdo, creyan, y erã baptizados.

Ver Capítulo

Hechos 18:8 - Reina Valera Antigua 1602

Y Crispo, él prepósito de la sinagoga, creyó al Señor con toda su casa: y muchos de los Corintios oyendo creían, y eran bautizados.

Ver Capítulo