Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Hebreos 10:34 - Biblia de las Americas

Hebreos 10:34

Porque tuvisteis compasión de los prisioneros y aceptasteis con gozo el despojo de vuestros bienes, sabiendo que tenéis para vosotros mismos una mejor y más duradera posesión.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Reina Valera 1960

Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Traducción en Lenguaje Actual

También tuvieron ustedes compasión de los que estaban en la cárcel, y con alegría dejaron que las autoridades les quitaran sus pertenencias, porque sabían que en el cielo tienen algo mucho mejor y más duradero.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Nueva Version Internacional

También se compadecieron de los encarcelados, y cuando a ustedes les confiscaron sus bienes, lo aceptaron con alegría, conscientes de que tenían un patrimonio mejor y más permanente.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Dios habla hoy

Ustedes tuvieron compasión de los que estaban en la cárcel, y hasta con alegría se dejaron quitar lo que poseían, sabiendo que en el cielo tienen algo que es mucho mejor y que permanece para siempre.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Nueva Traducción Viviente

Sufrieron junto con los que fueron metidos en la cárcel y, cuando a ustedes les quitaron todos sus bienes, lo aceptaron con alegría. Sabían que en el futuro les esperaban cosas mejores, que durarán para siempre.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Palabra de Dios para Todos

Soportaron con alegría cuando les quitaron sus propiedades. Siguieron felices porque sabían que poseían algo mucho mejor, algo que dura para siempre.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues compartisteis los sufrimientos de los encarcelados; y os dejasteis despojar con alegría de vuestros bienes, conscientes de que poseíais una riqueza mejor y más duradera.

Ver Capítulo

Hebreos 10:34 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque compartieron los sufrimientos de aquellos que fueron echados en prisión. También sus pertenencias fueron arrebatadas, lo aceptaron con agrado porque sabían que lo que poseen es mejor y duraría para siempre en los cielos.[58]

Ver Capítulo