x

Biblia Online

Anuncios


Génesis 9:15 - Biblia de las Americas

Génesis 9:15

y me acordaré de mi pacto que hay entre yo y vosotros y entre todo ser viviente de toda carne; y nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Reina Valera 1960

Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Traducción en Lenguaje Actual

y me acordaré de mi promesa. Jamás volverá a haber una inundación tan grande como para acabar con toda la vida. El arco iris es la señal de esta promesa».

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Nueva Version Internacional

me acordaré del pacto que he establecido con ustedes y con todos los seres vivientes. Nunca más las aguas se convertirán en un diluvio para destruir a todos los mortales.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Nueva Versión Internacional 1999

me acordaré del pacto que he establecido con ustedes y con todos los seres vivientes. Nunca más las aguas se convertirán en un diluvio para destruir a todos los mortales.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Dios habla hoy

Entonces me acordaré de la alianza que he hecho con ustedes y con todos los animales, ya no volverá a haber ningún diluvio que los destruya.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo recordaré mi Pacto el cual es entre mí mismo y toda criatura viviente de cualquier clase; y el agua nunca jamás se convertirá en inundación para destruir a todos los seres humanos.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Nueva Traducción Viviente

y yo me acordaré de mi pacto con ustedes y con todas las criaturas vivientes. Nunca más las aguas de un diluvio volverán a destruir a todos los seres vivos.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - La Biblia del Oso  RV1569

Y acordarme hé de mi Concierto que eſta entre mi y voſotros, y toda alma biuiente en toda carne: y no ſerán mas las aguas por diluuio para deſtruyr à toda carne.

Ver Capítulo

Génesis 9:15 - Reina Valera Antigua 1602

Y acordarme he del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y toda alma viviente de toda carne; y no serán más las aguas por diluvio para destruir toda carne.

Ver Capítulo