Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Génesis 31:39 - Biblia de las Americas

Génesis 31:39

No te traía lo despedazado por las fieras; yo cargaba con la pérdida. Tú lo demandabas de mi mano, tanto lo robado de día como lo robado de noche.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Reina Valera 1960

Nunca te traje lo arrebatado por las fieras: yo pagaba el daño; lo hurtado así de día como de noche, a mí me lo cobrabas.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Traducción en Lenguaje Actual

Si alguna fiera mataba una oveja, yo te la pagaba; y si en el día o en la noche alguien se robaba un animal, tú me lo cobrabas.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Nueva Version Internacional

Nunca te traje un animal despedazado por las fieras, ya que yo mismo me hacía cargo de esa pérdida. Además, lo que se robaban de día o de noche, tú me lo reclamabas.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Dios habla hoy

nunca te traje los animales que las fieras mataban, sino que yo pagaba esa pérdida; si de día o de noche robaban ganado, tú me lo cobrabas.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Nueva Traducción Viviente

Si alguno de ellos era atacado por animales salvajes y moría, yo nunca te mostraba el cadáver ni te pedía que lo descontaras de tu rebaño. No, ¡yo mismo me hacía cargo de la pérdida! Tú me hacías pagar por cada animal robado, ya fuera a plena luz del día o en la oscuridad de la noche.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Palabra de Dios para Todos

Cuando un animal salvaje mataba alguna de tus ovejas, yo la pagaba. Nunca te llevé un animal muerto que no repusiera yo mismo. A mí me robaban de día y de noche.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Biblia de Jerusalén 1998

Ganado destrozado por fieras nunca te llevé: yo pagaba el daño, de lo mío te cobrabas tanto si era yo robado de día como si lo era de noche.

Ver Capítulo

Génesis 31:39 - Kadosh Israelita Mesiánica

Si uno de entre tu rebaño fue destruido por un animal salvaje, no traje el cadáver a ti sino que pagué la pérdida yo mismo. Tú demandaste que yo te compensara por cualquier animal robado, así de día como de noche.

Ver Capítulo