Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Génesis 29:2 - Biblia de las Americas

Génesis 29:2

Y miró, y vio un pozo en el campo, y he aquí, tres rebaños de ovejas estaban echados allí junto a él, porque de aquel pozo daban de beber a los rebaños, y la piedra sobre la boca del pozo era grande.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Reina Valera 1960

Y miró, y vio un pozo en el campo; y he aquí tres rebaños de ovejas que yacían cerca de él, porque de aquel pozo abrevaban los ganados; y había una gran piedra sobre la boca del pozo.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Traducción en Lenguaje Actual

En el campo vio un pozo, del cual bebía agua el ganado. Junto al pozo descansaban tres rebaños de ovejas. El pozo estaba tapado con una gran piedra,

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Nueva Version Internacional

Al llegar vio, en medio del campo, un pozo donde descansaban tres rebaños de ovejas, ya que éstas bebían agua de allí. Sobre la boca del pozo había una piedra muy grande.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Dios habla hoy

En el campo vio un pozo, cerca del cual estaban descansando tres rebaños de ovejas, porque los animales bebían agua de él. Sobre la boca del pozo había una piedra muy grande,

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Nueva Traducción Viviente

A la distancia vio un pozo. Junto al pozo, en campo abierto, había tres rebaños de ovejas y de cabras esperando a que les dieran de beber; pero una pesada piedra tapaba la boca del pozo.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Palabra de Dios para Todos

Miró alrededor y vio una fuente en el campo. Había tres rebaños de ovejas descansando al lado de la fuente, que era el lugar donde estas ovejas tomaban agua. Había una piedra grande cubriendo la boca de la fuente.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Biblia de Jerusalén 1998

De pronto divisó un pozo en el campo, y allí mismo tres rebaños de ovejas sesteando junto a él, pues de aquel pozo se abrevaban los rebaños. Sobre la boca del pozo había una gran piedra.

Ver Capítulo

Génesis 29:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Mientras miró vio un pozo en el campo; y había tres rebaños de ovejas acostados allí junto a él; porque ellos daban a beber a las ovejas de ese pozo. La piedra a la boca del pozo era grande,

Ver Capítulo