Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ezequiel 14:3 - Biblia de las Americas

Ezequiel 14:3

Hijo de hombre, estos hombres han erigido sus ídolos en su corazón, y han puesto delante de su rostro lo que los hace caer en su iniquidad. ¿Me dejaré yo consultar por ellos?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Reina Valera 1960

Hijo de hombre, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, y han establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro. ¿Acaso he de ser yo en modo alguno consultado por ellos?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Traducción en Lenguaje Actual

«Dime, Ezequiel, ¿cómo voy a darles un mensaje a estos hombres, si no piensan más que en hacer lo malo y en adorar a esos ídolos malolientes?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Nueva Version Internacional

"Hijo de hombre, estas personas han hecho de su *corazón un altar de ídolos malolientes, y a su paso han colocado trampas que los hacen pecar. ¿Cómo voy a permitir que me consulten?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Dios habla hoy

"Estos hombres se han entregado por completo al culto de sus ídolos y han puesto sus ojos en lo que les hace pecar. ¿Y acaso voy a permitir que me consulten?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Nueva Traducción Viviente

«Hijo de hombre, estos líderes han levantado ídolos* en su corazón. Se han entregado a cosas que los harán caer en pecado. ¿Por qué habría de escuchar sus peticiones?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Palabra de Dios para Todos

«Hijo de hombre, estos hombres todavía piensan en sus repugnantes ídolos. ¡Tienen entre ceja y ceja esos obstáculos que los hacen tropezar! ¿Por qué ahora debo permitirles que acudan a pedirme ayuda?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Biblia de Jerusalén 1998

"Hijo de hombre, estos hombres han erigido sus basuras en su corazón, han puesto delante de su rostro la ocasión de sus culpas, ¿y voy a dejarme consultar por ellos?

Ver Capítulo

Ezequiel 14:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Ben-Adam, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, así han puesto ante ellos la piedra de tropiezo que lleva al pecado. ¿Podría Yo dejarlos que me consulten de modo alguno? °

Ver Capítulo