x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Éxodo 8:19 - Biblia de las Americas

Éxodo 8:19

Entonces los magos dijeron a Faraón: Este es el dedo de Dios. Pero el corazón de Faraón se endureció y no los escuchó, tal como el SEÑOR había dicho.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Reina Valera 1960

Entonces los hechiceros dijeron a Faraón: Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Jehová lo había dicho.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Traducción en Lenguaje Actual

los magos fueron a ver al rey y le dijeron: «¡Dios está haciendo todo esto!» Una vez más, todo sucedió como Dios lo había dicho: El rey de Egipto se puso terco y no les hizo caso a Moisés y Aarón.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Nueva Version Internacional

"En todo esto anda la mano de Dios", admitieron los magos ante el faraón, pero éste había endurecido su *corazón, así que no les hizo caso, tal como el Señor lo había advertido.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Nueva Versión Internacional 1999

«En todo esto anda la mano de Dios», admitieron los magos ante el faraón, pero éste había endurecido su corazón, así que no les hizo caso, tal como el Señor lo había advertido.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Dios habla hoy

Entonces los magos le dijeron al faraón: –¡Aquí está la mano de Dios! Pero el faraón se puso terco y no les hizo caso, tal como el Señor lo había dicho.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces los magos dijeron a Faraón: "Este es el dedo de Elohim." Pero Faraón fue vuelto de duro corazón, así que él no les escuchó, así como YAHWEH había dicho que sucedería. °

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Nueva Traducción Viviente

«¡Es el dedo de Dios!», exclamaron los magos ante el faraón. Pero el corazón del faraón siguió endurecido y no quiso escucharlos, tal como el SEÑOR había dicho.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces los magos dixeron à Pharaon: Dedo de Dios es eſte. Mas el coraçon de Pharaõ ſe endureció, y no los eſcuchó, como Iehoua lo auia dicho.

Ver Capítulo

Éxodo 8:19 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces los magos dijeron á Faraón: Dedo de Dios es este. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó; como Jehová lo había dicho.

Ver Capítulo