Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ester 7:8 - Biblia de las Americas

Ester 7:8

Cuando el rey volvió del jardín del palacio al lugar donde estaban bebiendo vino, Amán se había dejado caer sobre el lecho donde se hallaba Ester. Entonces el rey dijo: ¿Aún se atreve a hacer violencia a la reina estando yo en la casa? Al salir la palabra de la boca del rey, cubrieron el rostro a Amán.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Reina Valera 1960

Después el rey volvió del huerto del palacio al aposento del banquete, y Amán había caído sobre el lecho en que estaba Ester. Entonces dijo el rey: ¿Querrás también violar a la reina en mi propia casa? Al proferir el rey esta palabra, le cubrieron el rostro a Amán.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando el rey regresó del jardín y entró a la sala, vio que Amán estaba demasiado cerca de Ester. Entonces el rey exclamó: —¡Sólo eso me faltaba! ¡Que le faltes al respeto a mi esposa ante mis ojos, y en mi propia casa! Cuando los guardias oyeron los gritos del rey, entraron y le cubrieron la cara a Amán. Uno de los guardias, llamado Harboná, dijo: —En la casa de Amán hay una horca de veintidós metros de alto. Él la preparó para Mardoqueo, el judío que le salvó la vida a Su Majestad.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Nueva Version Internacional

Cuando el rey volvió del jardín del palacio a la sala del banquete, Amán estaba inclinado sobre el diván donde Ester estaba recostada. Al ver esto, el rey exclamó: ¡Y todavía se atreve éste a violar a la reina en mi presencia y en mi casa! Tan pronto como el rey pronunció estas palabras, cubrieron el rostro de Amán.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Dios habla hoy

Cuando el rey volvió del jardín y entró en la sala del banquete, vio a Amán de rodillas junto al diván en que estaba recostada Ester, y exclamó: –¿Acaso quieres también deshonrar a la reina en mi presencia y en mi propia casa? Tan pronto como el rey hubo pronunciado estas palabras, unos oficiales de su guardia personal cubrieron la cara de Amán. Y uno de ellos, llamado Harboná, dijo: –En casa de Amán está lista una horca, como de veintidós metros, que él mandó construir para Mardoqueo, el hombre que tan buen informe dio a Su Majestad. –¡Pues cuélguenlo en ella! –ordenó el rey.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Nueva Traducción Viviente

En su desesperación se dejó caer sobre el diván donde estaba reclinada la reina Ester, justo cuando el rey volvía del jardín del palacio. El rey exclamó: «¿Hasta se atreve a atacar a la reina aquí mismo, en el palacio, ante mis propios ojos?». Entonces, en cuanto el rey habló, sus asistentes le cubrieron la cara a Amán en señal de condena.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Palabra de Dios para Todos

Tan pronto como el rey regresó del jardín y entró al cuarto de la fiesta, vio a Amán sobre el sofá en el que estaba Ester y dijo furioso: —¿Incluso delante de mí, en mi propia casa, intentas violar a la reina? Apenas el rey dijo esto, la cara de Amán se puso blanca y enseguida entraron los servidores y mataron a Amán.a

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Cuando el rey volvió del jardín de palacio a la sala del banquete, Amán se había dejado caer sobre el lecho de Ester. El rey exclamó: "¿Es que incluso en mi propio palacio quiere hacer violencia a la reina?" Dio el rey una orden y cubrieron el rostro de Amán.

Ver Capítulo

Ester 7:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Haman había caído en el sofá donde estaba Ester cuando el rey regresó del jardín del palacio al banquete. El gritó: "¿El aun va a violar a la reina aquí en mi casa, delante de mis propios ojos?" Y cuando Haman lo oyó, cambió de semblante.

Ver Capítulo