Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Esdras 6:11 - Biblia de las Americas

Esdras 6:11

Y he proclamado un decreto de que cualquiera que quebrante este edicto, de su casa se arranque un madero, y levantándolo, sea colgado en él, y que su casa sea reducida a escombros a causa de esto.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Reina Valera 1960

También por mí es dada orden, que cualquiera que altere este decreto, se le arranque un madero de su casa, y alzado, sea colgado en él, y su casa sea hecha muladar por esto.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Traducción en Lenguaje Actual

»Cualquiera que desobedezca esta orden morirá de la siguiente manera: Se le atravesará el cuerpo con la punta afilada de una viga sacada de su propia casa, y la casa deberá ser totalmente destruida.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Nueva Version Internacional

He determinado así mismo que, a quien desobedezca esta orden, lo empalen en una viga sacada de su propia casa, y que le derrumben la casa.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Dios habla hoy

"Ordeno también que si alguien desobedece esta orden, se arranque una viga de su propia casa y sea empalado en ella; y que su casa sea convertida en un montón de escombros.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Nueva Traducción Viviente

»También declaro que a los que violen de cualquier manera este decreto se les arrancará una viga de su casa; luego, serán atados a esa viga y azotados, y su casa será reducida a un montón de escombros.*

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Palabra de Dios para Todos

También, les doy esta orden: Si alguien llega a desobedecer mis órdenes, que quiten una viga de su casa y claven su cuerpo con ella. Su casa será destruida hasta que quede convertida en un simple montón de piedras.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Biblia de Jerusalén 1998

Ordeno, además, lo siguiente: A todo aquel que no cumpla este edicto, le será arrancada de su casa una viga, se le amarrará a ella y será azotado; en cuanto a su casa, será reducida, por este delito, a un montón de escombros.

Ver Capítulo

Esdras 6:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Yo también decreto que si alguien desobedece esta orden, un madero será arrancado de su casa; y él tiene que ser alzado y colgado de él. Su casa será confiscada.

Ver Capítulo