Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 5:6 - Biblia de las Americas

Eclesiastés 5:6

No permitas que tu boca te haga pecar, y no digas delante del mensajero de Dios que fue un error. ¿Por qué ha de enojarse Dios a causa de tu voz y destruir la obra de tus manos?

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Reina Valera 1960

No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Traducción en Lenguaje Actual

No cometas el error de hablar sin pensar. Tampoco te disculpes luego con el sacerdote, y digas que lo hiciste sin querer. No hay necesidad de que Dios se enoje contigo y destruya lo que tanto trabajo te ha costado, ¡y todo por hablar sin pensar!

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Nueva Version Internacional

No permitas que tu boca te haga pecar, ni digas luego ante el mensajero de Dios[1] que lo hiciste sin querer. ¿Por qué ha de enojarse Dios por lo que dices, y destruir el fruto de tu trabajo?

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Dios habla hoy

No permitas que tus labios te hagan pecar, y luego digas ante el enviado de Dios[2] que lo hiciste por error. ¿Por qué hacer que Dios se enoje por lo que dices y destruya lo que has hecho?

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Nueva Traducción Viviente

No dejes que tu boca te haga pecar, y no te defiendas ante el mensajero del templo al decir que la promesa que hiciste fue un error. Esa actitud enojaría a Dios y quizá destruya todo lo que has logrado.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Palabra de Dios para Todos

Así que no dejes que tus palabras te hagan pecar. No le digas al sacerdotea: «No quería decir lo que dije». Si haces eso, Dios se enojará por tus palabras y destruirá todo lo que has conseguido con tu trabajo.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Biblia de Jerusalén 1998

Cuantos más sueños, más vanidades y palabrería. Pero tú teme a Dios.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

No dejes que tus palabras hagan que tu carne peque; y no digas delante de Elohim que fue por error. ° ¿Por qué dar razón a Elohim para estar furioso con tu voz y destruya la obra de tus manos? °

Ver Capítulo