Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 4:4 - Biblia de las Americas

Eclesiastés 4:4

Y he visto que todo trabajo y toda obra hábil que se hace, es el resultado de la rivalidad entre el hombre y su prójimo. También esto es vanidad y correr tras el viento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Reina Valera 1960

He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Traducción en Lenguaje Actual

También vi que todos trabajan y buscan progresar sólo para tener más que los otros. Pero tampoco esto tiene sentido, porque es como querer atrapar el viento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Nueva Version Internacional

Vi además que tanto el afán como el éxito en la vida despiertan envidias. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento!

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Dios habla hoy

Vi también que el mucho trabajar y el éxito en una empresa provocan la envidia de unos contra otros, y esto también es vana ilusión y querer atrapar el viento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Nueva Traducción Viviente

Luego observé que a la mayoría de la gente le interesa alcanzar el éxito porque envidia a sus vecinos; pero eso tampoco tiene sentido, es como perseguir el viento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Palabra de Dios para Todos

Entonces pensé: «¿Por qué la gente trabaja tanto?» Vi que la gente trata de triunfar y ser mejor que los demás porque la gente es envidiosa, no les gusta que los demás tengan más que ellos. Eso tampoco tiene sentido, es como tratar de atrapar el viento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Biblia de Jerusalén 1998

He visto que todo afán y todo éxito en una obra excita la envidia de unos hacia otros. También esto es vanidad y atrapar vientos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 4:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Después comprendí que todo esfuerzo y logro nacen de la envidia de una persona por la otra. Esto también es vanidad y rebeldía de ruaj. °

Ver Capítulo