Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 23:21 - Biblia de las Americas

Deuteronomio 23:21

Cuando hagas un voto al SEÑOR tu Dios, no tardarás en pagarlo, porque el SEÑOR tu Dios ciertamente te lo reclamará, y sería pecado en ti.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Reina Valera 1960

Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Traducción en Lenguaje Actual

»Cumplan sus promesas a Dios. El que no promete no comete pecado. En cambio, el que promete y no cumple, sí comete pecado. Dios castigará a quien no cumpla sus promesas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Nueva Version Internacional

"Si le haces una promesa al Señor tu Dios, no tardes en cumplirla, porque sin duda él demandará que se la cumplas; si no se la cumples, habrás cometido pecado.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Dios habla hoy

"Cuando hagan una promesa al Señor su Dios, no tarden en cumplirla, pues tengan por seguro que el Señor su Dios les pedirá cuentas de ello y serán culpables de pecado.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Nueva Traducción Viviente

»Cuando hagas un voto al SEÑOR tu Dios, no tardes en cumplir lo que le prometiste. Pues el SEÑOR tu Dios te exige que cumplas todos tus votos sin demora, o serás culpable de pecado.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Palabra de Dios para Todos

»Cuando hagas una promesa al Señor tu Dios, no demores en cumplirla. El Señor seguramente demandará su cumplimiento y serás culpable de pecado.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Biblia de Jerusalén 1998

Al extranjero podrás prestarle a interés, pero a tu hermano no le prestarás a interés, para que Yahvé tu Dios te bendiga en todas tus empresas, en la tierra en la que vas a entrar para tomarla en posesión.

Ver Capítulo

Deuteronomio 23:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Cuando hagas un voto a YAHWEH tu Elohim, no demorarás el cumplimiento de él, porque YAHWEH tu Elohim de cierto lo demandará de ti, y no hacerlo será tu pecado.

Ver Capítulo