Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 19:1 - Biblia de las Americas

Deuteronomio 19:1

Cuando el SEÑOR tu Dios destruya las naciones cuya tierra el SEÑOR tu Dios te da, y las desalojes, y habites en sus ciudades y en sus casas,

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Reina Valera 1960

Cuando Jehová tu Dios destruya a las naciones cuya tierra Jehová tu Dios te da a ti, y tú las heredes, y habites en sus ciudades, y en sus casas;

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Moisés continuó diciendo: «Nuestro Dios va a destruir a la gente que ahora vive en el territorio que va a darles. Ustedes serán los nuevos dueños de las ciudades y las casas de esa gente.

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Nueva Version Internacional

"Cuando el Señor tu Dios haya destruido a las naciones cuyo territorio va a entregarte, y tú las hayas expulsado y te hayas establecido en sus ciudades y en sus casas,

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Dios habla hoy

"Cuando el Señor su Dios haya destruido a las naciones y les dé a ustedes posesión de las tierras que ahora son de ellas, y ustedes ocupen sus ciudades y sus casas,

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Nueva Traducción Viviente

»Cuando el SEÑOR tu Dios destruya a las naciones que ahora ocupan el territorio que él está por entregarte, tomarás para ti las tierras y te establecerás en las ciudades y en las casas de esas naciones.

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Palabra de Dios para Todos

»El Señor tu Dios destruirá a las naciones que están en la tierra que el Señor te da. Expulsarás a sus habitantes y te establecerás en sus ciudades y en sus casas.

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Cuando Yahvé tu Dios haya exterminado a las naciones cuya tierra te da Yahvé tu Dios, cuando las hayas desalojado y habites en sus ciudades y en sus casas,

Ver Capítulo

Deuteronomio 19:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Cuando YAHWEH su Elohim corte a las naciones cuya tierra YAHWEH su Elohim les está dando, y ustedes tomen el lugar de ellos y se asienten en sus ciudades y en sus casas,

Ver Capítulo