Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Daniel 3:7 - Biblia de las Americas

Daniel 3:7

Por tanto, en el momento en que todos los pueblos oyeron el sonido del cuerno, la flauta, la lira, el arpa, el salterio, la gaita y toda clase de música, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Reina Valera 1960

Por lo cual, al oír todos los pueblos el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Y así fue. En cuanto la gente oyó la música, todos se arrodillaron y adoraron a la estatua de oro. Pero como los judíos no obedecieron la orden,

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Nueva Version Internacional

Ante tal amenaza, tan pronto como se escuchó la música de todos esos instrumentos musicales, todos los pueblos y naciones, y gente de toda lengua, se inclinaron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había mandado erigir.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Dios habla hoy

Así pues, en cuanto la multitud allí reunida oyó el sonido de todos aquellos instrumentos de música, se puso de rodillas y adoró a la estatua de oro.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Nueva Traducción Viviente

Así que al sonido de los instrumentos musicales,* toda la gente, de cualquier raza, nación o lengua, se inclinó rostro en tierra y rindió culto a la estatua de oro que había levantado el rey Nabucodonosor.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Palabra de Dios para Todos

Entonces cuando el pueblo escuchó el sonido de trompetas, flautas, cítaras, arpas, liras, gaitas, y otros instrumentos musicales, se arrodilló y adoró la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había mandado construir.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Biblia de Jerusalén 1998

Y efectivamente, en cuanto se escuchó el sonido del cuerno, la flauta, la cítara, el arpa, el salterio, la zampoña y los demás instrumentos musicales, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron a adorar la estatua de oro que había erigido el rey Nabucodonosor.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y llegó a suceder, cuando todos los pueblos oyeron el sonido del cuerno, zampoña, arpa, cítara, lira, gaita y el resto de los instrumentos musicales, todos los pueblos, tribus y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que Nevujadretzar el rey ha levantado. °

Ver Capítulo