x

Biblia Online

Anuncios


Daniel 3:7 - Biblia de las Americas

Daniel 3:7

Por tanto, en el momento en que todos los pueblos oyeron el sonido del cuerno, la flauta, la lira, el arpa, el salterio, la gaita y toda clase de música, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Reina Valera 1960

Por lo cual, al oír todos los pueblos el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Y así fue. En cuanto la gente oyó la música, todos se arrodillaron y adoraron a la estatua de oro. Pero como los judíos no obedecieron la orden,

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Nueva Version Internacional

Ante tal amenaza, tan pronto como se escuchó la música de todos esos instrumentos musicales, todos los pueblos y naciones, y gente de toda lengua, se inclinaron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había mandado erigir.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Nueva Versión Internacional 1999

Ante tal amenaza, tan pronto como se escuchó la música de todos esos instrumentos musicales, todos los pueblos y naciones, y gente de toda lengua, se inclinaron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había mandado erigir.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Dios habla hoy

Así pues, en cuanto la multitud allí reunida oyó el sonido de todos aquellos instrumentos de música, se puso de rodillas y adoró a la estatua de oro.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y llegó a suceder, cuando todos los pueblos oyeron el sonido del cuerno, zampoña, arpa, cítara, lira, gaita y el resto de los instrumentos musicales, todos los pueblos, tribus y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que Nevujadretzar el rey ha levantado. °

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Nueva Traducción Viviente

Así que al sonido de los instrumentos musicales,* toda la gente, de cualquier raza, nación o lengua, se inclinó rostro en tierra y rindió culto a la estatua de oro que había levantado el rey Nabucodonosor.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - La Biblia del Oso  RV1569

Por loqual en oyendo todos los pueblos el ſon de la bozina, del pifaro, del atãbor, de la harpa, del Pſalterio, de la cinfonia, y de todo inſtrumento muſico, todos los pueblos, naciones, y lenguajes, ſe proſtraron, y adoraron la eſtatua de oro queel Rey Nabuchodonoſor auia leuantado.

Ver Capítulo

Daniel 3:7 - Reina Valera Antigua 1602 (Biblia del Cántaro)

Por lo cual, en oyendo todos los pueblos el son de la bocina, del pífano, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento músico, todos los pueblos, naciones, y lenguas, se postraron, y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

Ver Capítulo