Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Colosenses 2:19 - Biblia de las Americas

Colosenses 2:19

pero no asiéndose a la Cabeza, de la cual todo el cuerpo, nutrido y unido por las coyunturas y ligamentos, crece con un crecimiento que es de Dios.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Reina Valera 1960

y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Traducción en Lenguaje Actual

Esa gente no está unida a Cristo, que es quien gobierna a la iglesia y quien le da más y más fuerzas. Cristo le da a la iglesia todo lo que necesita, y une a todos sus miembros de acuerdo con el plan de Dios.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Nueva Version Internacional

no se mantienen firmemente unidos a la Cabeza. Por la acción de ésta, todo el cuerpo, sostenido y ajustado mediante las articulaciones y ligamentos, va creciendo como Dios quiere.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Dios habla hoy

Ellos no están unidos a la cabeza, la cual hace crecer todo el cuerpo al alimentarlo y unir cada una de sus partes conforme al plan de Dios. [8]

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Nueva Traducción Viviente

y no están unidos a Cristo, la cabeza del cuerpo. Pues él mantiene todo el cuerpo unido con las articulaciones y los ligamentos, el cual va creciendo a medida que Dios lo nutre.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Palabra de Dios para Todos

No están bajo el mando de Cristo, quien es la cabeza y de quien depende todo el cuerpo. Cristo es quien hace posible que todas las partes del cuerpo estén unidas y se ayuden mutuamente, fortaleciendo y manteniendo unido al cuerpo para que crezca como Dios quiere.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Biblia de Jerusalén 1998

en lugar de mantenerse unido a la Cabeza, de la cual todo el cuerpo, por medio de junturas y ligamentos, recibe nutrición y cohesión, para realizar su crecimiento en Dios.

Ver Capítulo

Colosenses 2:19 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos se equivocan al no sujetarse de la Cabeza, de quién todo el cuerpo recibe provisiones y siendo mantenido unido por las coyunturas y ligamentos, crece como YAHWEH desea que crezca.

Ver Capítulo