Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Cantares 1:6 - Biblia de las Americas

Cantares 1:6

No os fijéis en que soy morena, porque el sol me ha quemado. Los hijos de mi madre se enojaron conmigo; me pusieron a guardar las viñas, y mi propia viña no guardé.

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Reina Valera 1960

No reparéis en que soy morena, Porque el sol me miró. Los hijos de mi madre se airaron contra mí; Me pusieron a guardar las viñas; Y mi viña, que era mía, no guardé.

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Traducción en Lenguaje Actual

No se fijen en mi piel morena, pues el sol la requemó. Mis hermanos se enojaron contra mí, y me obligaron a cuidar sus viñas, ¡y así mi propia viña descuidé!

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Nueva Version Internacional

No se fijen en mi tez morena, ni en que el sol me bronceó la piel. Mis hermanos se enfadaron contra mí, y me obligaron a cuidar las viñas; ¡y mi propia viña descuidé!

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Dios habla hoy

No se fijen en que soy morena, ni en que el sol me ha quemado la piel. Mis hermanos se enojaron conmigo y me pusieron a cuidar las viñas, ¡y mi propia viña descuidé!

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Nueva Traducción Viviente

No me miren así por ser morena, el sol ha bronceado mi piel. Mis hermanos se enojaron conmigo; me obligaron a cuidar de sus viñedos, por eso no pude cuidarme a mí misma, mi propio viñedo.

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Palabra de Dios para Todos

No se fijen en el color de mi piel que el sol ha oscurecido. Es que mis hermanos se enojaron conmigo y me mandaron a cuidar sus viñas, por eso no tuve tiempo de cuidarme a mí misma.f

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Biblia de Jerusalén 1998

No miréis que estoy morena: es que me ha quemado el sol. Mis hermanos se enfadaron conmigo, me pusieron a guardar las viñas, ¡y mi viña no supe guardar!

Ver Capítulo

Cantares 1:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

No fijes tu mirada en mí porque soy morena; es el sol que me bronceó. Los hijos de mi madre estaban enojados conmigo[3] y me hicieron cuidar las viñas. Pero yo no he cuidado mis propias viñas. °

Ver Capítulo