x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Apocalipsis 11:5 - Biblia de las Americas

Apocalipsis 11:5

Y si alguno quiere hacerles daño, de su boca sale fuego y devora a sus enemigos; así debe morir cualquiera que quisiera hacerles daño.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Reina Valera 1960

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Si alguien trata de hacerles daño, ellos echarán fuego por la boca y quemarán por completo a sus enemigos, hasta matarlos.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Nueva Version Internacional

Si alguien quiere hacerles daño, ellos lanzan fuego por la boca y consumen a sus enemigos. Así habrá de morir cualquiera que intente hacerles daño.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Nueva Versión Internacional 1999

Si alguien quiere hacerles daño, ellos lanzan fuego por la boca y consumen a sus enemigos. Así habrá de morir cualquiera que intente hacerles daño.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Dios habla hoy

Si alguien intenta hacerles daño, ellos echan fuego por la boca, que quema por completo a sus enemigos; así morirá cualquiera que quiera hacerles daño.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

Si alguien trata de hacerles daño, fuego sale de sus bocas y consume sus enemigos; sí, si alguno trata de dañarlos, asimismo es como él tiene que morir.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Nueva Traducción Viviente

Si alguien trata de hacerles daño, sale fuego de sus bocas y consume a sus enemigos. Así debe morir cualquiera que intente hacerles daño.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - La Biblia del Oso  RV1569

Y ſi alguno les quiſiere empeçer, ſale fuego de la boca dellos, y traga à ſus enemigos: y ſi alguno les quiſiere hazer daño, es neceßario que tambien el ſea muerto.

Ver Capítulo

Apocalipsis 11:5 - Reina Valera Antigua 1602

Y si alguno les quisiere dañar, sale fuego de la boca de ellos, y devora á sus enemigos: y si alguno les quisiere hacer daño, es necesario que él sea así muerto.

Ver Capítulo