Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Pedro 1:16 - Biblia de las Americas

2 Pedro 1:16

Porque cuando os dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no seguimos fábulas ingeniosamente inventadas, sino que fuimos testigos oculares de su majestad.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Reina Valera 1960

Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando les enseñábamos acerca del poder de nuestro Señor Jesucristo y de su regreso, no estábamos inventando una historia, sino que con nuestros propios ojos vimos el gran poder de nuestro Señor.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Nueva Version Internacional

Cuando les dimos a conocer la venida de nuestro Señor Jesucristo en todo su poder, no estábamos siguiendo sutiles cuentos supersticiosos sino dando testimonio de su grandeza, que vimos con nuestros propios ojos.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Dios habla hoy

La enseñanza que les dimos sobre el poder y el regreso de nuestro Señor Jesucristo, no consistía en cuentos inventados ingeniosamente, pues con nuestros propios ojos vimos al Señor en su grandeza.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Nueva Traducción Viviente

Pues no estábamos inventando cuentos ingeniosos cuando les hablamos de la poderosa venida de nuestro Señor Jesucristo. Nosotros vimos su majestuoso esplendor con nuestros propios ojos

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Palabra de Dios para Todos

No les estábamos contando ningún cuento cuando les dijimos que nuestro Señor Jesucristo vendrá y revelará su poder porque nosotros vimos la grandeza de Jesús con nuestros propios ojos.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Biblia de Jerusalén 1998

Os hemos dado a conocer el poder y la Venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto con nuestros propios ojos su majestad.

Ver Capítulo

2 Pedro 1:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque cuando les hicimos conocer el poder y el regreso de nuestro Adón Yahshúa Ha Mashíaj, no nos apoyamos en mitos astutos inventados. Por el contrario vimos su majestad con nuestros propios ojos.

Ver Capítulo