Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 11:21 - Biblia de las Americas

2 Corintios 11:21

Para vergüenza mía digo que en comparación nosotros hemos sido débiles. Pero en cualquier otra cosa que alguien más sea osado (hablo con insensatez), yo soy igualmente osado.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Reina Valera 1960

Para vergüenza mía lo digo, para eso fuimos demasiado débiles. Pero en lo que otro tenga osadía (hablo con locura), también yo tengo osadía.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Traducción en Lenguaje Actual

Me da vergüenza decirlo, pero nosotros no nos atrevimos a tratarlos así. Pero ya que otros se atreven a presumir, yo también lo voy a hacer, aunque sea una locura.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Nueva Version Internacional

¡Para vergüenza mía, confieso que hemos sido demasiado débiles! Si alguien se atreve a dárselas de algo, también yo me atrevo a hacerlo; lo digo como un insensato.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Dios habla hoy

Aunque me da vergüenza decirlo, ¡nosotros fuimos demasiado débiles para portarnos así! Pero si los otros se atreven a jactarse, también yo me atreveré, aunque esto sea una locura.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Nueva Traducción Viviente

¡Me da vergüenza decir que nosotros fuimos demasiado «débiles» para hacer lo mismo! Pero sea lo que sea de lo que ellos se atrevan a jactarse —otra vez hablo como un necio —yo también me atrevo a jactarme de lo mismo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Palabra de Dios para Todos

Da vergüenza decirlo: no los pudimos tratar como lo hacen ellos porque fuimos demasiado débiles. Si alguien se atreve a presumir, yo también lo haré, aunque sé que estoy diciendo una tontería.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Biblia de Jerusalén 1998

Para vergüenza vuestra lo digo; ¡nos hemos mostrado débiles...! En cualquier cosa en que alguien presumiere - es una locura lo que digo - también presumo yo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Para mi vergüenza tengo que admitir que hemos sido muy débiles para hacer tales cosas! Pero si alguien se atreve a jactarse de algo, ¡estoy hablando como un necio! También yo soy tan atrevido.

Ver Capítulo