Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Samuel 6:8 - Biblia de las Americas

1 Samuel 6:8

Y tomad el arca del SEÑOR y colocadla en el carro; y poned en una caja a su lado los objetos de oro que le entregaréis como ofrenda por la culpa. Luego, dejadla ir, y que se vaya.

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Reina Valera 1960

Tomaréis luego el arca de Jehová, y la pondréis sobre el carro, y las joyas de oro que le habéis de pagar en ofrenda por la culpa, las pondréis en una caja al lado de ella; y la dejaréis que se vaya.

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Nueva Version Internacional

Tomen luego el arca del Señor y pónganla en la carreta. Coloquen una caja junto al arca, con los objetos de oro que van a entregarle a Dios como ofrenda compensatoria. Luego dejen que la carreta se vaya sola,

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Dios habla hoy

Tomen luego el arca del Señor y pónganlo en la carreta, colocando a un costado, en una caja, los objetos de oro que le van a ofrecer en desagravio. Después dejen que la carreta se vaya sola.

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Nueva Traducción Viviente

Pongan el arca del SEÑOR en la carreta, y junto a ella coloquen un cofre con las ratas de oro y los tumores de oro que estarán enviando como ofrenda por la culpa. Después dejen que las vacas vayan por donde quieran.

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Palabra de Dios para Todos

Pongan el cofre del Señor en la carreta y las figuras de oro en la bolsa dentro del cofre. Las figuras de oro son sus ofrendas para que Dios les perdone sus pecados. Envíen la carreta

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Tomaréis el arca de Yahvé y la pondréis sobre la carreta. Cuanto a los objetos de oro que le habéis ofrecido como reparación, los meteréis en un cofre, a su lado. Dejadla marchar y se irá.

Ver Capítulo

1 Samuel 6:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Luego tomen el Arca de YAHWEH y la ponen en el carro. En una caja junto a ella, pongan los objetos de oro que le están mandando a El como ofrenda de culpa. Entonces mándenlas para que vayan por sí solas,

Ver Capítulo