x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



1 Reyes 8:58 - Biblia de las Americas

1 Reyes 8:58

para que incline nuestro corazón hacia El, para que andemos en todos sus caminos y para que guardemos sus mandamientos, sus estatutos y sus preceptos que ordenó a nuestros padres.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Reina Valera 1960

Incline nuestro corazón hacia él, para que andemos en todos sus caminos, y guardemos sus mandamientos y sus estatutos y sus decretos, los cuales mandó a nuestros padres.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Que ponga en nosotros el deseo de obedecer sus mandamientos!

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Nueva Version Internacional

Que incline nuestro corazón hacia él, para que sigamos todos sus caminos y cumplamos los mandamientos, decretos y leyes que les dio a nuestros antepasados.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Nueva Versión Internacional 1999

Que incline nuestro corazón hacia él, para que sigamos todos sus caminos y cumplamos los mandamientos, decretos y leyes que les dio a nuestros antepasados.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Dios habla hoy

Incline nuestro corazón hacia él, para que andemos en todos sus caminos y guardemos sus mandamientos, los estatutos y decretos que mandó cumplir a nuestros padres.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Kadosh Israelita Mesiánica

De esta forma El incline nuestros corazones hacia El, para que nosotros caminemos de acuerdo a sus caminos y observemos sus mitzvot, leyes y estatutos los cuales El ordenó a nuestros padres obedecer.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Nueva Traducción Viviente

Que ponga en nosotros el deseo de hacer su voluntad en todo y de obedecer todos los mandatos, los decretos y las ordenanzas que dio a nuestros antepasados.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - La Biblia del Oso  RV1569

Haziendo ynclinar nueſtro coraçon à ſi, paraq̃ andemos en ſus caminos, y guardemos ſus mandamientos, y ſus eſtatutos, y ſus derechos, los quales mandó à nueſtros padres.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:58 - Reina Valera Antigua 1602

Incline nuestro corazón hacia sí, para que andemos en todos sus caminos, y guardemos sus mandamientos y sus estatutos y sus derechos, los cuales mandó á nuestros padres.

Ver Capítulo