x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


1 Reyes 12:4 - Biblia de las Americas

1 Reyes 12:4

Tu padre hizo pesado nuestro yugo; ahora pues, aligera la dura servidumbre de tu padre y el pesado yugo que puso sobre nosotros y te serviremos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Reina Valera 1960

Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora disminuye tú algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Traducción en Lenguaje Actual

—Tu padre fue muy duro con nosotros. Si tú nos tratas mejor, te serviremos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Nueva Version Internacional

Su padre nos impuso un yugo pesado. Alívienos usted ahora el duro trabajo y el pesado yugo que él nos echó encima; así serviremos a Su Majestad.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Nueva Versión Internacional 1999

-Su padre nos impuso un yugo pesado. Alívienos usted ahora el duro trabajo y el pesado yugo que él nos echó encima; así serviremos a Su Majestad.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Dios habla hoy

–Tu padre agravó nuestro yugo. Alivia tú ahora algo de la dura servidumbre de tu padre y del pesado yugo que nos impuso, y te serviremos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Tu padre puso un yugo duro sobre nosotros. Pero si tú aligeras el servicio gravoso que teníamos que rendir a tu padre y aligeras el yugo pesado, nosotros te serviremos."

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Nueva Traducción Viviente

—Su padre fue un amo muy duro —le dijeron—. Alivie los trabajos tan pesados y los impuestos tan altos que su padre impuso sobre nosotros. Entonces seremos sus leales súbditos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Tu padre agrauó nueſtro yugo, mas aora tu diſminuye algo dela dura ſeruidũbre, de tu padre, y del yugo peſado q̃ puſo ſobre noſotros, y ſeruirte hemos.

Ver Capítulo

1 Reyes 12:4 - Reina Valera Antigua 1602

Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora tú disminuye algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos.

Ver Capítulo