x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


1 Pedro 1:23 - Biblia de las Americas

1 Pedro 1:23

Pues habéis nacido de nuevo, no de una simiente corruptible, sino de una que es incorruptible, es decir, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Reina Valera 1960

siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios les ha cambiado su modo de vivir. Es como si ustedes hubieran vuelto a nacer, no de padres humanos, que finalmente mueren, sino gracias al mensaje de Dios. Y es que ese mensaje da vida y nada puede destruirlo.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Nueva Version Internacional

Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Nueva Versión Internacional 1999

Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Dios habla hoy

Pues ustedes han vuelto a nacer, y esta vez no de padres humanos y mortales, sino de la palabra de Dios, que es viva y permanente.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ustedes han nacido de nuevo de lo alto, no de una semilla que se corrompe, sino de una incorruptible, por medio de la Palabra viviente de YAHWEH que permanece para siempre.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Nueva Traducción Viviente

Pues han nacido de nuevo pero no a una vida que pronto se acabará. Su nueva vida durará para siempre porque proviene de la eterna y viviente palabra de Dios.

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - La Biblia del Oso  RV1569

Siẽdo renacidos, no de ſimiẽte corruptible, ſino de incorruptible, porla palabra del Dios biuiẽte, y q̃ permanece para ſiempre:

Ver Capítulo

1 Pedro 1:23 - Reina Valera Antigua 1602

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre.

Ver Capítulo