x

Biblia Online

Anuncios


1 Corintios 2:9 - Biblia de las Americas

1 Corintios 2:9

sino como está escrito: COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN.

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Reina Valera 1960

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Como dice la Biblia: «Para aquellos que lo aman, Dios ha preparado cosas que nadie jamás pudo ver, ni escuchar ni imaginar.»

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Nueva Version Internacional

Sin embargo, como está escrito: "Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman."

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Nueva Versión Internacional 1999

Sin embargo, como está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.»[e]

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Dios habla hoy

Pero, como se dice en la Escritura: "Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado."[3]

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero como dice el Tanaj: "Ningún ojo ha visto, ni oídos han escuchado y el corazón de nadie se ha imaginado todas las cosas que YAHWEH ha preparado para aquellos que le aman." °

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Nueva Traducción Viviente

A eso se refieren las Escrituras cuando dicen: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado, lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman»*.

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - La Biblia del Oso  RV1569

Antes, como eſtá eſcripto, Loque ojos nunca vieron, ni orejas oyeron, ni en coraçon de hombre ſubió lo que Dios preparó à los que lo aman.

Ver Capítulo

1 Corintios 2:9 - Reina Valera Antigua 1602

Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman.

Ver Capítulo