Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Números 8:17 - Biblia de Jerusalem 1976

Números 8:17

Ver Capítulo

Números 8:17 - Reina Valera 1960

Porque mío es todo primogénito de entre los hijos de Israel, así de hombres como de animales; desde el día que yo herí a todo primogénito en la tierra de Egipto, los santifiqué para mí.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Números 8:17 - Nueva Version Internacional

Porque mío es todo primogénito de Israel, ya sea *hombre o animal. Los aparté para mí cuando herí de muerte a todos los primogénitos de Egipto.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Biblia de las Americas

Porque míos son todos los primogénitos de entre los hijos de Israel, tanto de hombres como de animales; el día en que herí a todo primogénito en la tierra de Egipto, los santifiqué para mí.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Dios habla hoy

porque a mí me pertenecen todos los primeros hijos de los israelitas, así como las primeras crías de sus animales. Cuando hice morir a los hijos mayores de los egipcios, reservé para mí los hijos mayores de los israelitas.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Nueva Traducción Viviente

Pues todo primer nacido de entre el pueblo de Israel es mío, tanto de personas como de animales. Yo los aparté para mí el día que herí de muerte a todos los primeros hijos varones de los egipcios.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Palabra de Dios para Todos

porque todo hijo mayor de los israelitas, tanto de seres humanos como de animales, es mío. El día que yo di muerte a todos los hijos mayores de Egipto, yo aparté para mí a los hijos mayores de los israelitas.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Porque míos son todos los primogénitos de los israelitas, igual de hombres que de ganados: los consagré para mí el día que herí a todos los primogénitos en Egipto.

Ver Capítulo

Números 8:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque todos los primogénitos entre los hijos de Yisra'el son míos ambos humanos y animales; el día que Yo herí a todos los primogénitos en la tierra de Mitzrayim, Yo los aparté para mí mismo.

Ver Capítulo