Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Josué 9:4 - Biblia de Jerusalem 1976

Josué 9:4

y recurrieron también ellos a la astucia. Fueron y se proveyeron de víveres, tomaron alforjas viejas para sus asnos y odres de vino viejos, rotos y recosidos;

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Reina Valera 1960

usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados,

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Traducción en Lenguaje Actual

decidieron engañarlo. Algunos de ellos fueron a buscar alimentos, y los cargaron sobre sus asnos en bolsas ya gastadas y pusieron vino en viejos recipientes de cuero remendados.

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Nueva Version Internacional

maquinaron un plan. Enviaron unos mensajeros, cuyos asnos llevaban costales viejos y odres para el vino, rotos y remendados.

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Biblia de las Americas

ellos también usaron de astucia y fueron como embajadores, y llevaron alforjas viejas sobre sus asnos, y odres de vino viejos, rotos y remendados,

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Dios habla hoy

y decidieron engañarlo. Se pusieron en camino, echando sobre sus asnos costales y cueros de vino viejos, rotos y remendados;

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Nueva Traducción Viviente

recurrieron al engaño para salvarse la vida. Enviaron a unos representantes ante Josué y, sobre sus asnos, cargaron alforjas desgastadas y odres viejos y remendados.

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Palabra de Dios para Todos

decidieron actuar astutamente. Se disfrazaron y se pusieron en marcha, cargando sus asnos con bolsas gastadas y cueros de vino* viejos, rotos y remendados.

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Biblia de Jerusalén 1998

y recurrieron por su parte a la astucia. Fueron y se proveyeron de víveres, tomaron alforjas viejas para sus asnos y odres de vino viejos, rotos y recosidos;

Ver Capítulo

Josué 9:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

ellos formularon una decepción astuta: se hicieron lucir como si hubieran estado en un viaje largo poniendo sacos viejos en sus asnos y tomando cueros viejos de vino que se habían roto y habían sido remendados.

Ver Capítulo