x

Biblia Online

Anuncios


Josué 20:3 - Biblia de Jerusalem 1976

Josué 20:3

a las que pueda huir el homicida que haya matado a alguien por inadvertencia (sin querer), y que le sirvan de asilo contra el vengador de la sangre.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Reina Valera 1960

para que se acoja allí el homicida que matare a alguno por accidente y no a sabiendas; y os servirán de refugio contra el vengador de la sangre.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Cualquiera que, sin querer, mate a otra persona, podrá refugiarse en esas ciudades y así escapar de los parientes del muerto que quieran vengarse.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Nueva Version Internacional

Así cualquier persona que mate a otra accidentalmente o sin premeditación podrá huir a esas ciudades para refugiarse del vengador del delito de sangre.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Así cualquier persona que mate a otra accidentalmente o sin premeditación podrá huir a esas ciudades para refugiarse del vengador del delito de sangre.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Biblia de las Americas

para que huya allí el homicida que haya matado a cualquier persona sin intención y sin premeditación; ellas os servirán de refugio contra el vengador de la sangre.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Dios habla hoy

Si uno mata a otro accidentalmente, sin intención, puede huir a una de esas ciudades para protegerse de la venganza del pariente más cercano del muerto. [1]

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

para que cualquiera que mate a alguien accidentalmente y sin premeditación pueda escapar allí; servirán como refugio para ustedes del pariente vengador.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - Nueva Traducción Viviente

Cualquier persona que mate a otra por accidente y sin intención podrá huir a una de esas ciudades; serán lugares para refugiarse de parientes que busquen venganza por la muerte de un familiar.

Ver Capítulo

Josué 20:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Paraque ſe acoja àlli el homicida que matare à alguno por yerro, y no á ſabiẽdas, que os ſean por acogimiento del cercano del muerto.

Ver Capítulo