x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Génesis 39:6 - Biblia de Jerusalem 1976

Génesis 39:6

El mismo dejó todo lo suyo en manos de José y, con él, ya no se ocupó personalmente de nada más que del pan que comía. José era apuesto y de buena presencia.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Reina Valera 1960

Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Nueva Version Internacional

Por esto Potifar dejó todo a cargo de José, y tan sólo se preocupaba por lo que tenía que comer. José tenía muy buen físico y era muy atractivo.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Nueva Versión Internacional 1999

Por esto Potifar dejó todo a cargo de José, y tan sólo se preocupaba por lo que tenía que comer. José tenía muy buen físico y era muy atractivo.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Biblia de las Americas

Así que todo lo que poseía lo dejó en mano de José, y con él allí no se preocupaba de nada, excepto del pan que comía. Y era José de gallarda figura y de hermoso parecer.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Dios habla hoy

Con José al cuidado de todo lo que tenía, Potifar ya no se preocupaba mas que de comer. José era muy bien parecido y causaba buena impresión,

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que él dejó todas sus posesiones al cuidado de Yosef; y a causa de tenerlo a él, no prestaba atención a sus asuntos, excepto por la comida que comía. Ahora, Yosef era hermoso y bien parecido también.

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - Nueva Traducción Viviente

Pues Potifar le dio a José total y completa responsabilidad administrativa sobre todas sus posesiones. Con José a cargo, Potifar no se preocupaba por nada, ¡excepto qué iba a comer! José era un joven muy apuesto y bien fornido,

Ver Capítulo

Génesis 39:6 - La Biblia del Oso  RV1569

Y dexó todo lo que tenia en la mano de Ioſeph, ni conel ſabia nada, mas que del pã que comia: y Ioſeph era de hermoſo ſemblante, y bello de viſta.

Ver Capítulo