x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


Génesis 2:7 - Biblia de Jerusalem 1976

Génesis 2:7

Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Reina Valera 1960

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Entonces Dios tomó un poco de polvo, y con ese polvo formó al hombre. Luego sopló en su nariz, y con su propio aliento le dio vida. Así fue como el hombre comenzó a vivir.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Nueva Version Internacional

Y Dios el Señor formó al hombre[2] del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Nueva Versión Internacional 1999

Y Dios el Señor formó al hombre[d] del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Biblia de las Americas

Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Dios habla hoy

Entonces Dios el Señor formó al hombre de la tierra misma, [4] y sopló en su nariz y le dio vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces YAHWEH Elohim formó al hombre [Hebreo: adam] del polvo de la tierra [Hebreo: admah] y sopló sobre su rostro el aliento de vida, y el hombre se convirtió en un alma viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - Nueva Traducción Viviente

Luego el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló aliento de vida en la nariz del hombre, y el hombre se convirtió en un ser viviente.

Ver Capítulo

Génesis 2:7 - La Biblia del Oso  RV1569

Formó pues Iehoua Dios àl hombre poluo de la tierra, y ſopló en ſu nariz ſoplo de vida: y fue el hombre en anima biuiente.

Ver Capítulo