Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Samuel 24:16 - Biblia de Jerusalem 1976

2 Samuel 24:16

El ángel extendió la mano hacia Jerusalén para destruirla, pero Yahveh se arrepintió del estrago y dijo al ángel que exterminaba el pueblo: «¡Basta ya! Retira tu mano.» El ángel de Yahveh estaba entonces junto a la era de Arauná el jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Reina Valera 1960

Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla, Jehová se arrepintió de aquel mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: Basta ahora; detén tu mano. Y el ángel de Jehová estaba junto a la era de Arauna jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Traducción en Lenguaje Actual

El ángel que Dios había enviado a matar a la gente, llegó a Jerusalén. David lo vio cuando llegó adonde Arauna el jebuseo estaba limpiando el trigo. Como el ángel ya estaba a punto de destruir la ciudad, David dijo: «Dios mío, yo fui el que hizo mal; yo fui quien pecó contra ti. Por favor, no castigues a mi pueblo. Mejor castígame a mí y a mi familia». Dios envió a David este mensaje por medio del profeta Gad: «Ve y constrúyeme un altar en el lugar donde Arauna limpia el trigo». David obedeció el mensaje de Dios, y fue con sus sirvientes a construir el altar. Cuando Arauna vio que el rey se acercaba, salió y se inclinó ante él hasta tocar el suelo con su frente,

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Nueva Version Internacional

Entonces el ángel del Señor, que estaba junto a la parcela de Arauna el jebuseo, extendió su mano hacia Jerusalén para destruirla. Pero el Señor se arrepintió del castigo que había enviado. "¡Basta! le dijo al ángel que estaba hiriendo al pueblo. ¡Detén tu mano!"

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Biblia de las Americas

Cuando el ángel extendió su mano hacia Jerusalén para destruirla, el SEÑOR se arrepintió del mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: ¡Basta! ¡Detén ahora tu mano! Y el ángel del SEÑOR estaba junto a la era de Arauna jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Dios habla hoy

y cuando el ángel estaba a punto de destruir Jerusalén, le pesó al Señor aquel daño y ordenó al ángel que estaba hiriendo al pueblo: "¡Basta y a, no sigas!" En aquel momento el ángel del Señor[2] se encontraba junto al lugar donde Arauna el jebuseo trillaba el trigo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Nueva Traducción Viviente

Sin embargo, cuando el ángel se disponía a destruir Jerusalén, el SEÑOR desistió y le dijo al ángel de la muerte: «¡Detente! ¡Ya es suficiente!». En ese momento el ángel del SEÑOR estaba junto al campo de trillar de Arauna el jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Palabra de Dios para Todos

El ángel alzó su brazo para destruir Jerusalén, pero el Señor se arrepintió del castigo que había enviado y le dijo al ángel que destruyó a la gente: «¡Basta! Detén tu mano». El ángel del Señor estaba junto al lugar donde se trilla* el trigo, propiedad de Araunab el jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Biblia de Jerusalén 1998

El ángel extendió la mano hacia Jerusalén para destruirla, pero Yahvé se arrepintió del estrago y dijo al ángel que exterminaba el pueblo: "¡Basta ya! Retira tu mano." El ángel de Yahvé estaba entonces junto a la era de Arauná el jebuseo.

Ver Capítulo

2 Samuel 24:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero cuando el Malaj extendió su mano sobre Yerushalayim para destruirla, YAHWEH se arrepintió del mal, y dijo al Malaj que destruía al pueblo: "¡Basta! Aparta tu mano." Entonces el Malaj de YAHWEH estaba en la era de Aravnah el Yevusi.

Ver Capítulo