Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Salmos 44:3 - Biblia al día 1989

Salmos 44:3

Porque no fue su espada la que conquistó la tierra,ni fue su brazo el que les dio la victoria:fue tu brazo, tu mano derecha;fue la luz de tu rostro, porque tú los amabas.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Reina Valera 1960

Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, Ni su brazo los libró; Sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, Porque te complaciste en ellos.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Traducción en Lenguaje Actual

No fue con la espada como ellos conquistaron esta tierra; no fue la fuerza de su brazo lo que les dio la victoria. ¡Fue tu mano poderosa! ¡Fue la luz de tu presencia, porque tú los amabas!

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Nueva Version Internacional

Porque no fue su espada la que conquistó la tierra, ni fue su brazo el que les dio la victoria: fue tu brazo, tu mano derecha; fue la luz de tu rostro, porque tú los amabas.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Biblia de las Americas

Pues no por su espada tomaron posesión de la tierra, ni su brazo los salvó, sino tu diestra y tu brazo, y la luz de tu presencia, porque te complaciste en ellos.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Dios habla hoy

Pues no fue su brazo ni su espada lo que les dio la victoria; ellos no conquistaron la tierra. ¡Fue tu poder y tu fuerza![2] ¡Fue el resplandor de tu presencia, porque tú los amabas!

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Nueva Traducción Viviente

No fue con sus espadas que conquistaron la tierra; ni sus brazos fuertes les dieron la victoria. Fueron tu mano derecha y tu brazo fuerte, y la luz cegadora de tu rostro que los ayudó, porque los amabas.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Palabra de Dios para Todos

No fue gracias a sus espadas ni a su fuerza como obtuvieron la victoria, sino gracias a tu poder y fortaleza, y a la luz de tu presencia porque tú eras feliz con ellos.

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Biblia de Jerusalén 1998

con tu propia mano. Para plantarlos a ellos, desposeíste naciones, para ensancharlos, maltrataste pueblos;

Ver Capítulo

Salmos 44:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque no heredaron La Tierra por sus propias espadas, ni su propio brazo les dio la victoria; más bien, fue tu mano derecha, tu brazo [Yahshúa] y la luz de tu semblante; porque Tú estabas complacido con ellos.

Ver Capítulo