x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Salmos 14:3 - Biblia al día 1989

Salmos 14:3

Pero todos se han descarriado,a una se han corrompido.No hay nadie que haga lo bueno;¡no hay uno solo!

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Reina Valera 1960

Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero no hay uno solo que no se haya alejado de Dios; no hay uno solo que no se haya corrompido; no hay uno solo que haga el bien.

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Nueva Version Internacional

Pero todos se han descarriado, a una se han corrompido. No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo!

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Pero todos se han descarriado, a una se han corrompido. No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo!

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Biblia de las Americas

Todos se han desviado, a una se han corrompido; no hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno.

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Dios habla hoy

Pero todos se han ido por mal camino; todos por igual se han pervertido. ¡Ya no hay quien haga lo bueno! ¡No hay ni siquiera uno!

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero todos se hacen a un lado, todos por igual son inservibles; nadie hace lo correcto, ni uno sólo. [Su garganta es un sepulcro abierto, con sus lenguas ellos han usado engaño, el veneno de áspides está debajo de sus labios, cuyas bocas están llenas de maldición y amargura, sus pies son rápidos a derramar sangre; destrucción y miseria hay en sus caminos, y el camino de Shalom ellos no conocen; no hay temor a Elohim delante de sus ojos.][37]

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - Nueva Traducción Viviente

Pero no, todos se desviaron; todos se corrompieron.* No hay ni uno que haga lo bueno, ¡ni uno solo!

Ver Capítulo

Salmos 14:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Todos declinaron à vna, dañaronſe; no ay quien haga bien, no ay ni aun vno. [Sepulchro abierto es ſu garganta, con ſus lenguas tratan engañoſamente: veneno de aſpiàes ( ay ) debaxo de ſus labios. Su boca eſtá llena de maldicion y de amargura: ſus pies ( son ) ligeros à derramar ſangre. Quebranto y deſdicha ( ay ) en ſus caminos, y no conocieron el camino de la paz: no ay temor de Dios delante de ſus ojos.]

Ver Capítulo