Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Números 18:3 - Biblia al día 1989

Números 18:3

Ellos te ayudarán en tus deberes y estarán a cargo de la Tienda de reunión, pero no se acercarán a los objetos sagrados ni al altar, para que no mueran.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Reina Valera 1960

Y guardarán lo que tú ordenes, y el cargo de todo el tabernáculo; mas no se acercarán a los utensilios santos ni al altar, para que no mueran ellos y vosotros.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Números 18:3 - Nueva Version Internacional

Ellos te ayudarán en tus deberes y estarán a cargo de la *Tienda de reunión, pero no se acercarán a los objetos sagrados ni al altar, para que no mueran.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Biblia de las Americas

Y atenderán a lo que tú ordenes y a las obligaciones de toda la tienda, pero no se acercarán a los utensilios del santuario y del altar, para que no mueran, tanto ellos como vosotros.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Dios habla hoy

Ellos estarán a tu servicio y al servicio de la tienda, pero no deberán acercarse a los utensilios del santuario ni al altar; de lo contrario, morirán ellos y ustedes también.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Nueva Traducción Viviente

Sin embargo, cuando los levitas realicen los deberes asignados en el tabernáculo, deberán tener cuidado de no acercarse a los objetos sagrados ni al altar. Si lo hacen, tanto tú como ellos morirán.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Palabra de Dios para Todos

Ellos tendrán la responsabilidad de ayudarles a ustedes y estarán a cargo de la Carpa Sagrada*, pero sin acercarse a los objetos sagrados ni al altar, para que ellos no mueran ni ustedes tampoco.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Atenderán a tu ministerio y al de toda la Tienda. Pero que no se acerquen ni a los objetos sagrados ni al altar, para que no muráis ni ellos ni vosotros.

Ver Capítulo

Números 18:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos estarán a tu disposición y harán todo tipo de tareas relacionadas con el Tabernáculo; solamente que ellos no se acercarán a los mobiliarios Kadoshim ni al altar, para que ni ellos ni tú mueran.

Ver Capítulo