Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Nehemías 7:3 - Biblia al día 1989

Nehemías 7:3

A los dos les dije: «Las puertas de Jerusalén se abrirán cuando ya haya salido el sol, y volverán a cerrarse y se asegurarán con sus barras cuando los porteros estén en sus puestos. Además, los habitantes de Jerusalén montarán guardia, unos en su

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Reina Valera 1960

y les dije: No se abran las puertas de Jerusalén hasta que caliente el sol; y aunque haya gente allí, cerrad las puertas y atrancadlas. Y señalé guardas de los moradores de Jerusalén, cada cual en su turno, y cada uno delante de su casa.

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Les dije que no debían abrirse los portones de la ciudad antes de la salida del sol, y que debían cerrarse al atardecer, antes de que los guardias se retiraran. Además, les ordené que nombraran guardias de entre los que vivían en Jerusalén, algunos para los puestos de vigilancia y otros para vigilar sus casas.

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Nueva Version Internacional

A los dos les dije: "Las puertas de Jerusalén se abrirán cuando ya haya salido el sol, y volverán a cerrarse y se asegurarán con sus barras cuando los porteros estén en sus puestos. Además, los habitantes de Jerusalén montarán guardia, unos en sus puestos y otros frente a su propia casa."

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Biblia de las Americas

y les dije: No se abrirán las puertas de Jerusalén hasta que caliente el sol; y estando todavía los porteros en sus puestos, se cerrarán y atrancarán las puertas. Designad también guardias de los habitantes de Jerusalén, unos en su puesto de guardia, y otros delante de su casa.

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Dios habla hoy

Les dije que no debían abrirse las puertas de Jerusalén hasta bien entrado el día, y que debían cerrarse y asegurarse estando en sus puestos los de la guardia. También nombré vigilantes entre los mismos habitantes de Jerusalén, para que vigilaran, unos en sus puestos y otros frente a su propia casa.

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Nueva Traducción Viviente

Les dije: «No dejen abiertas las puertas durante las horas más calurosas del día;* y aun mientras los porteros estén de guardia, mantengan las puertas cerradas con las barras puestas. Asignen a los residentes de Jerusalén para que hagan guardia cada uno con un turno regular. Algunos servirán en puestos de centinela y otros frente a su propia casa».

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Palabra de Dios para Todos

Entonces les dije: «Las puertas de Jerusalén no deben abrirse sino hasta cuando el sol comience a calentar, y deben ser cerradas y aseguradas mientras los guardias estén en su turno de vigilancia. Designen gente que viva en Jerusalén para hacer turnos de vigilancia, tanto en puestos de guardia como frente a sus propias casas».

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Y les dije: "No se abrirán las puertas de Jerusalén hasta que el sol comience a calentar. Y se cerrarán y se echarán las barras cuando todavía esté alto. Se establecerán puestos de guardia de entre los habitantes de Jerusalén, unos en su puesto y otros delante de su casa."

Ver Capítulo

Nehemías 7:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo les dije: "Las puertas de Yerushalayim no se abrirán hasta la salida del sol; y mientras los porteros estén de guardia cierren las puertas; y ustedes ponen los barrotes. Nombren vigilantes de aquellos que viven en Yerushalayim; asignen cada uno su tiempo para vigilar, y que cada uno sirva cerca de su casa.

Ver Capítulo