x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Mateo 10:1 - Biblia al día 1989

Mateo 10:1

Reunió a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar a los espíritus malignos y sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Reina Valera 1960

Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Jesús reunió a sus doce discípulos. A cada uno le dio poder para expulsar malos espíritus y para sanar toda clase de enfermedades.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Nueva Version Internacional

Reunió a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar a los espíritus malignos y sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Nueva Versión Internacional 1999

Jesús envía a los doce 10:2-4-Mr 3:16-19; Lc 6:14-16; Hch 1:13 10:9-15-Mr 6:8-11; Lc 9:3-5; 10:4-12 10:19-22-Mr 13:11-13; Lc 21:12-17 10:26-33-Lc 12:2-9 10:34-35-Lc 12:51-53 Reunió a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar a los espíritus malignos y sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Biblia de las Americas

Entonces llamando a sus doce discípulos, Jesús les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Dios habla hoy

Jesús llamó a sus doce discípulos, y les dio autoridad para expulsar a los espíritus impuros y para curar toda clase de enfermedades y dolencias.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yahshúa llamó a sus doce talmidim, y les dio autoridad para echar fuera ruajim inmundos, y para sanar toda clase enfermedad y dolencia.[51]

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - Nueva Traducción Viviente

Jesús reunió a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus malignos* y para sanar toda clase de enfermedades y dolencias.

Ver Capítulo

Mateo 10:1 - La Biblia del Oso  RV1569

Entonces llamãdo ſus doze Diſcipulos, dióles poteſtad contra los eſpiritus immundos, que echaßen fuera, y ſanaßen toda enfermedad y toda flaqueza.

Ver Capítulo