Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Levítico 26:41 - Biblia al día 1989

Levítico 26:41

las cuales me han obligado a enviarlos al país de sus enemigos, y si su obstinado corazón se humilla y reconoce su pecado,

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Reina Valera 1960

yo también habré andado en contra de ellos, y los habré hecho entrar en la tierra de sus enemigos; y entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán su pecado.

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Traducción en Lenguaje Actual

Ahora son rebeldes y se comportan como las naciones que no creen en mí, pero entonces se humillarán y aceptarán el castigo de su maldad.

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Nueva Version Internacional

las cuales me han obligado a enviarlos al país de sus enemigos, y si su obstinado *corazón se humilla y reconoce su pecado,

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Biblia de las Americas

(yo también procedía con hostilidad contra ellos para llevarlos a la tierra de sus enemigos), o si su corazón incircunciso se humilla, y reconocen sus iniquidades,

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Dios habla hoy

yo también me opondré a ustedes y los llevaré al país de sus enemigos; allí su mente pagana quedará humillada, y pagarán por su pecado.

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Nueva Traducción Viviente

Cuando yo haga que su hostilidad se vuelva contra ellos y los lleve a la tierra de sus enemigos, entonces, por fin, su obstinado corazón será humillado y pagarán por sus pecados.

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Palabra de Dios para Todos

comprenderán que fue por eso que yo me puse en contra de ellos y los llevé al país de sus enemigos. Si ellos humildemente dejan su terquedad y aceptan el castigo por su pecado,

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Biblia de Jerusalén 1998

"También yo me enfrentaré con ellos y los llevaré al país de sus enemigos. Entonces se humillará su corazón incircunciso y expiarán su iniquidad.

Ver Capítulo

Levítico 26:41 - Kadosh Israelita Mesiánica

En ese tiempo Yo estaré yendo contra ellos, trayéndolos a la tierra de sus enemigos. Pero sus corazones incircuncisos se harán humildes y ellos habrán sido pagados el castigo de sus fechorías;

Ver Capítulo