Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Lamentaciones 4:8 - Biblia al día 1989

Lamentaciones 4:8

Pero ahora están más sucios que el hollín;en la calle nadie los reconoce.Su piel, reseca como la leña,se les pega a los huesos.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Reina Valera 1960

Oscuro más que la negrura es su aspecto; no los conocen por las calles; Su piel está pegada a sus huesos, seca como un palo.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Tan feos y enfermos se ven ahora que nadie los reconoce. Tienen la piel reseca como leña, ¡hasta se les ven los huesos!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Nueva Version Internacional

Jet - Pero ahora se ven más sucios que el hollín; en la calle nadie los reconoce. Su piel, reseca como la leña, se les pega a los huesos.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Biblia de las Americas

Más negro que el hollín es su aspecto, no se les reconoce por las calles; se ha pegado su piel a sus huesos, se ha marchitado, se ha vuelto como madera.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Dios habla hoy

Pero ahora se ven más sombríos que las tinieblas; nadie en la calle podría reconocerlos. La piel se les pega a los huesos, ¡la tienen seca como leña!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Nueva Traducción Viviente

Pero ahora sus caras son más negras que el carbón; nadie los reconoce en las calles. La piel se les pega a los huesos; está tan seca y dura como la madera.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Palabra de Dios para Todos

Ahora se han vuelto más negros que el carbón. Nadie los reconoce en las calles. La piel se les ha pegado a los huesos y está tan seca como la madera.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Más negro es su semblante que el hollín, nadie ya los reconoce por las calles; su piel, pegada a sus huesos, seca está como madera. Tet.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

ח Jet Sus semblantes están más negros que el humo; ° en las calles pasan sin ser reconocidos. Su piel se ha pegado a sus huesos, ° están marchitos y se han vuelto como un palo.

Ver Capítulo