x

Biblia Online

Anuncios


Lamentaciones 4:20 - Biblia al día 1989

Lamentaciones 4:20

También cayó en sus redes el ungido del Señor,que era nuestra razón de vivir.Era él de quien decíamos:¡Viviremos bajo su sombra entre las naciones!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Reina Valera 1960

El aliento de nuestras vidas, el ungido de Jehová, De quien habíamos dicho: A su sombra tendremos vida entre las naciones, fue apresado en sus lazos.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Traducción en Lenguaje Actual

La sombra que nos protegía era nuestro rey; Dios mismo nos lo había dado. ¡Pero hasta él cayó prisionero!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Nueva Version Internacional

Resh - También cayó en sus redes el *ungido del Señor, que era nuestra razón de vivir. Era él de quien decíamos: ¡Viviremos bajo su sombra entre las naciones!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Nueva Versión Internacional 1999

Resh También cayó en sus redes el ungido del Señor, que era nuestra razón de vivir. Era él de quien decíamos: ¡Viviremos bajo su sombra entre las naciones!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Biblia de las Americas

El aliento de nuestras vidas, el ungido del SEÑOR, fue atrapado en sus fosos, aquel de quien habíamos dicho: A su sombra viviremos entre las naciones.

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Dios habla hoy

Preso ha caído[6] el escogido del Señor, el que daba aliento a nuestra vida, el rey de quien decíamos: "A su sombra viviremos entre los pueblos."

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Kadosh Israelita Mesiánica

ר Reish El ungido de YAHWEH, nuestro aliento de vida, fue atrapado en sus trampas destructivas;[59] de quien dijimos: "Bajo su protección ° podemos vivir entre los Goyim." °

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - Nueva Traducción Viviente

Nuestro rey —el ungido del SEÑOR, la vida misma de nuestra nación— quedó atrapado en sus lazos. ¡Pensábamos que su sombra nos protegería contra cualquier nación de la tierra!

Ver Capítulo

Lamentaciones 4:20 - La Biblia del Oso  RV1569

Res El reſuello de nueſtras narizes, el vngido de Iehoua, fué preſo en ſus hoyos, de quien auiamos dicho, En ſu ſombra tendremos vida entre las Gentes.

Ver Capítulo