Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jueces 20:42 - Biblia al día 1989

Jueces 20:42

Así que huyeron ante los israelitas por el camino del desierto; pero no pudieron escapar de la batalla, pues a los que salían de las ciudades los abatieron allí.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Reina Valera 1960

Volvieron, por tanto, la espalda delante de Israel hacia el camino del desierto; pero la batalla los alcanzó, y los que salían de las ciudades los destruían en medio de ellos.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Nueva Version Internacional

Así que huyeron ante los israelitas por el camino del desierto; pero no pudieron escapar de la batalla, pues a los que salían de las ciudades los abatieron allí.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Biblia de las Americas

Por tanto, volvieron la espalda ante los hombres de Israel en dirección al desierto, pero la batalla los alcanzó, y los que salían de las ciudades los destruían en medio de ellos.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Dios habla hoy

Volvieron, por tanto, la espalda delante de Israel y huyeron hacia el camino del desierto; pero la batalla los alcanzó y los que salían de las ciudades les cortaban el paso y los mataban.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Nueva Traducción Viviente

Así que dieron media vuelta y huyeron frente a los israelitas hacia el desierto. Pero no pudieron escapar de la batalla, y la gente que salió de las ciudades cercanas también pereció.*

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Palabra de Dios para Todos

Los hombres de Benjamín salieron huyendo hacia el desierto, pero no pudieron escapar de los israelitas, y los que estaban en la ciudad salieron y los mataron.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Biblia de Jerusalén 1998

Volvieron la espalda ante la gente de Israel camino del desierto, pero los combatientes los acosaban, y los que venían de la ciudad los destrozaban cogiéndolos en medio.

Ver Capítulo

Jueces 20:42 - Kadosh Israelita Mesiánica

ellos volvieron la espalda a los hombres de Yisra'el y se dirigieron al camino del desierto. Pero la batalla los siguió, y aquellos que salieron de la ciudad los destruyeron desde la retaguardia.

Ver Capítulo