Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 7:24 - Biblia al día 1989

Jeremías 7:24

Pero ellos no me obedecieron ni me prestaron atención, sino que siguieron los consejos de su terco y malvado corazón. Fue así como, en vez de avanzar, retrocedieron.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Reina Valera 1960

Y no oyeron ni inclinaron su oído; antes caminaron en sus propios consejos, en la dureza de su corazón malvado, y fueron hacia atrás y no hacia adelante,

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero sus antepasados no me obedecieron ni me prestaron atención; al contrario, fueron tercos y actuaron con maldad. Fue así como, en vez de mejorar, empeoraron.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Nueva Version Internacional

Pero ellos no me obedecieron ni me prestaron atención, sino que siguieron los consejos de su terco y malvado *corazón. Fue así como, en vez de avanzar, retrocedieron.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Biblia de las Americas

Mas ellos no escucharon ni inclinaron su oído, sino que anduvieron en sus propias deliberaciones y en la terquedad de su malvado corazón, y fueron hacia atrás y no hacia adelante.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Dios habla hoy

Pero no me obedecieron ni me hicieron caso, sino que tercamente se dejaron llevar por las malas inclinaciones de su corazón. En vez de volverse a mí, me volvieron la espalda.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Nueva Traducción Viviente

»Pero mi pueblo no quiso escucharme. Continuaron haciendo lo que querían, siguiendo los tercos deseos de su malvado corazón. Retrocedieron en vez de ir hacia adelante.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Palabra de Dios para Todos

Pero no me hicieron caso ni me prestaron atención, sino que fueron tercos y se dejaron guiar por sus propios deseos; me dieron la espalda.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Biblia de Jerusalén 1998

Mas ellos no escucharon ni aplicaron oído, sino que se guiaron por la pertinacia de su mal corazón, volviéndose de espaldas, que no de cara.

Ver Capítulo

Jeremías 7:24 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero ellos ni escucharon ni prestaron atención, sino que caminaron en la imaginación de sus corazones malvados, así yendo hacia atrás y no hacia delante. °

Ver Capítulo