A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE

Filename: core/MY_Lang.php

Line Number: 96

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/tuengoogles/public_html/system/core/Exceptions.php:185)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 675

Jeremías 48:9 BAD - Colocad una lápida para Moab,porque yace destruida;sus ciudades están desoladas,y sin habitante alguno.…
x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Jeremías 48:9 - Biblia al día 1989

Jeremías 48:9

Colocad una lápida para Moab,porque yace destruida;sus ciudades están desoladas,y sin habitante alguno.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Reina Valera 1960

Dad alas a Moab, para que se vaya volando; pues serán desiertas sus ciudades hasta no quedar en ellas morador.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Nueva Version Internacional

Coloquen una lápida[5] para Moab, porque yace destruida; sus ciudades están desoladas, y sin habitante alguno.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Nueva Versión Internacional 1999

Coloquen una lápida[z] para Moab, porque yace destruida; sus ciudades están desoladas, y sin habitante alguno.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Biblia de las Americas

Dad alas a Moab, para que se escape; sus ciudades serán una desolación, sin que nadie habite en ellas.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Dios habla hoy

Pónganle una lápida a Moab, porque la van a destruir; sus ciudades quedarán en ruinas y sin ningún habitante."

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

Den alas a Moav, para que pueda irse volando. ° Sus ciudades se convertirán en ruinas, sin nadie que las habite.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - Nueva Traducción Viviente

Oh si Moab tuviera alas para que volara lejos,* porque sus ciudades quedarán abandonadas y nadie vivirá en ellas.

Ver Capítulo

Jeremías 48:9 - La Biblia del Oso  RV1569

Dad alas à Moab, para que bolãdo buele: y ſus ciudades ſerán deſiertas haſta no quedar enellas morador.

Ver Capítulo