x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Jeremías 4:22 - Biblia al día 1989

Jeremías 4:22

«Mi pueblo es necio,no me conoce;son hijos insensatosque no tienen entendimiento.Son hábiles para hacer el mal;no saben hacer el bien.»

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Reina Valera 1960

Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero hacer el bien no supieron.

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Traducción en Lenguaje Actual

»Dios dice que no lo conocemos; que somos hijos necios que no entendemos nada; que somos hábiles para hacer lo malo, pero incapaces de hacer lo bueno.

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Nueva Version Internacional

"Mi pueblo es *necio, no me conoce; son hijos insensatos que no tienen entendimiento. Son hábiles para hacer el mal; no saben hacer el bien."

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Nueva Versión Internacional 1999

«Mi pueblo es necio, no me conoce; son hijos insensatos que no tienen entendimiento. Son hábiles para hacer el mal; no saben hacer el bien.»

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Biblia de las Americas

Porque mi pueblo es necio, no me conoce; hijos torpes son, no son inteligentes. Astutos son para hacer el mal, pero hacer el bien no saben.

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Dios habla hoy

"Mi pueblo es estúpido, no me conoce –dice el Señor–. Son hijos sin juicio, que no reflexionan. Les sobra talento para hacer el mal, pero no saben hacer el bien."

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Es porque los príncipes de mi pueblo no me han conocido ° son hijos necios e insensatos, sabios para hacer el mal, pero ellos no saben cómo hacer el bien."

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - Nueva Traducción Viviente

«Mi pueblo es necio y no me conoce —dice el SEÑOR—. Son hijos tontos, sin entendimiento. Son lo suficientemente listos para hacer lo malo, ¡pero no tienen ni idea de cómo hacer lo correcto!».

Ver Capítulo

Jeremías 4:22 - La Biblia del Oso  RV1569

Porq̃ mi pueblo loco, à mi no conocieron, los hijos ignorantes, y los no entendidos. Sabios para mal hazer, y para bien hazer no ſupieron.

Ver Capítulo