x

Biblia Online

Anuncios


Hebreos 4:6 - Biblia al día 1989

Hebreos 4:6

Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia.

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Reina Valera 1960

Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia,

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Traducción en Lenguaje Actual

Los primeros en oír la buena noticia desobedecieron a Dios, y por eso no pudieron recibir su descanso. Pero la promesa de Dios sigue en pie,

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Nueva Version Internacional

Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia.

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Nueva Versión Internacional 1999

Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia.

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Biblia de las Americas

Por tanto, puesto que todavía falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes antes se les anunció la buena nueva no entraron por causa de su desobediencia,

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Dios habla hoy

Pero todavía falta que algunos entren en ese lugar de reposo, y a que, por haber desobedecido, no entraron los que primero recibieron el anuncio.

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Kadosh Israelita Mesiánica

Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en El, y los que recibieron las Buenas Noticias anteriormente no entraron,

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - Nueva Traducción Viviente

Así que, el descanso de Dios está disponible para que la gente entre, pero los primeros en oír esta buena noticia no entraron, porque desobedecieron a Dios.

Ver Capítulo

Hebreos 4:6 - La Biblia del Oso  RV1569

Anſi que pueſque reſta q̃ algunos han de entrar enel, y q̃ aquellos a quien primero fue annunciado, no entraron por cauſa de la incredulidad.

Ver Capítulo