Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Hebreos 1:3 - Biblia al día 1989

Hebreos 1:3

El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Reina Valera 1960

el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Traducción en Lenguaje Actual

El Hijo de Dios nos muestra el poder y la grandeza de su Padre. El Hijo de Dios es igual en todo a su Padre, y con su gran poder hace que el universo siga existiendo. El Hijo de Dios logró que Dios nos perdonara nuestros pecados, y después subió al cielo para sentarse a la derecha del trono de su Padre.

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Nueva Version Internacional

El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Biblia de las Americas

El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Dios habla hoy

Él es el resplandor glorioso de Dios, la imagen misma de lo que Dios es y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. [1] Después de limpiarnos de nuestros pecados, se ha sentado en el cielo, a la derecha del trono de Dios, [2]

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Nueva Traducción Viviente

El Hijo irradia la gloria de Dios y expresa el carácter mismo de Dios, y sostiene todo con el gran poder de su palabra. Después de habernos limpiado de nuestros pecados, se sentó en el lugar de honor, a la derecha del majestuoso Dios en el cielo.

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Palabra de Dios para Todos

El Hijo muestra la grandeza de Dios; es la imagen perfecta de todo lo que Dios es, sostiene todo el universo por medio de su poderosa palabra, nos limpió de nuestros pecados y después se sentó a la derecha del trono de Dios en el cielo.

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Biblia de Jerusalén 1998

el cual, siendo resplandor de su gloria e impronta de su sustancia, y el que sostiene todo con su palabra poderosa, llevada a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Ver Capítulo

Hebreos 1:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Su Hijo es el resplandor de la Shejinah, la misma expresión de la esencia de YAHWEH, sosteniendo todas las cosas con su poderosa Palabra; y después, por medio de sí mismo, hizo purificación para los pecados, se sentó a la mano derecha del HaGuedulah BaMeromim.[2] °

Ver Capítulo