Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Gálatas 6:8 - Biblia al día 1989

Gálatas 6:8

El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Reina Valera 1960

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Si seguimos nuestros malos deseos, moriremos para siempre; pero si obedecemos al Espíritu, tendremos vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Nueva Version Internacional

El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Biblia de las Americas

Porque el que siembra para su propia carne, de la carne segará corrupción, pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Dios habla hoy

El que siembra en los malos deseos, de sus malos deseos recogerá una cosecha de muerte. El que siembra en el Espíritu, del Espíritu recogerá una cosecha de vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Nueva Traducción Viviente

Los que viven sólo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte. Pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Palabra de Dios para Todos

Quienes siembran únicamente para complacer su naturaleza humana y sus malos deseos sólo cosecharán la destrucción eterna. Pero el que siembra para agradar al Espíritu, cosechará la vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Biblia de Jerusalén 1998

el que siembre para su carne, de la carne cosechará corrupción; el que siembre para el espíritu, del espíritu cosechará vida eterna.

Ver Capítulo

Gálatas 6:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los que continúan sembrando en el campo de la vieja naturaleza, de modo de satisfacer sus demandas, eventualmente cosecharán la ruina; pero los que continúan sembrando en el campo del Ruaj, vida eterna cosecharán del Ruaj.[55]

Ver Capítulo