x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Ezequiel 43:2 - Biblia al día 1989

Ezequiel 43:2

y vi que la gloria del Dios de Israel venía del oriente, en medio de un ruido ensordecedor, semejante al de un río caudaloso; y la tierra se llenó de su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Reina Valera 1960

y he aquí la gloria del Dios de Israel, que venía del oriente; y su sonido era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía a causa de su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Traducción en Lenguaje Actual

y vi que venía el poderoso Dios de Israel. A su paso se oía un fuerte ruido, como cuando el río lleva mucha agua, y la tierra se cubrió de luz.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Nueva Version Internacional

y vi que la gloria del Dios de Israel venía del oriente, en medio de un ruido ensordecedor, semejante al de un río caudaloso; y la tierra se llenó de su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Nueva Versión Internacional 1999

y vi que la gloria del Dios de Israel venía del oriente, en medio de un ruido ensordecedor, semejante al de un río caudaloso; y la tierra se llenó de su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Biblia de las Americas

y he aquí, la gloria del Dios de Israel venía de la parte del oriente. Su voz era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía de su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Dios habla hoy

y vi que la gloria del Dios de Israel venía del oriente. [1] Se oía un ruido muy fuerte, como el de un río caudaloso, y la tierra se llenó de luz.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Allí vi la Gloria de YAHWEH acercándose desde el este. Su voz era como el sonido de aguas precipitándose, y La Tierra resplandeció con Su Gloria. °

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - Nueva Traducción Viviente

De pronto, la gloria del Dios de Israel apareció desde el oriente. El sonido de su venida era como el rugir de aguas torrentosas y todo el paisaje resplandeció con su gloria.

Ver Capítulo

Ezequiel 43:2 - La Biblia del Oso  RV1569

Y heaqui la Gloria del Dios de Iſrael, que venia de hazia el Oriente: y ſu ſonido era como el ſonido de muchas aguas: y la tierra reſplandecia à cauſa de ſu gloria.

Ver Capítulo