Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Éxodo 21:32 - Biblia al día 1989

Éxodo 21:32

»Si el toro cornea a un esclavo o a una esclava, el dueño del toro deberá pagarle treinta monedas de plata al amo del esclavo o de la esclava. El toro será apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Reina Valera 1960

Si el buey acorneare a un siervo o a una sierva, pagará su dueño treinta siclos de plata, y el buey será apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Traducción en Lenguaje Actual

»Si el buey ataca al esclavo o a la esclava de alguien, el dueño del buey deberá pagarle al dueño del esclavo o esclava treinta monedas de plata. Además, se matará al buey a pedradas.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Nueva Version Internacional

"Si el toro cornea a un esclavo o a una esclava, el dueño del toro deberá pagarle treinta monedas[3] de plata al amo del esclavo o de la esclava. El toro será apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Biblia de las Americas

Si el buey acornea a un siervo o a una sierva, el dueño dará a su amo treinta siclos de plata, y el buey será apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Dios habla hoy

y si el buey embiste a un esclavo o a una esclava, se matará al buey a pedradas, y al amo del esclavo o de la esclava se le darán como pago treinta monedas de plata.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Nueva Traducción Viviente

Pero si el buey cornea a un esclavo, sea hombre o mujer, el dueño del animal pagará al dueño del esclavo treinta monedas de plata,* y el buey morirá apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Palabra de Dios para Todos

Si el toro mata a un esclavo o una esclava, el dueño del toro pagará treinta monedas de platab al dueño del esclavo o de la esclava, y al toro se le dará muerte a pedradas.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Biblia de Jerusalén 1998

Si el buey acornea a un esclavo o a una esclava, se pagarán treinta siclos de plata al dueño de ellos, y el buey será apedreado.

Ver Capítulo

Éxodo 21:32 - Kadosh Israelita Mesiánica

Si el buey acornea un esclavo o esclava, el dueño dará al amo de ellos doce onzas de plata; y el buey tiene que ser apedreado de muerte.

Ver Capítulo