Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ester 4:17 - Biblia al día 1989

Ester 4:17

Entonces Mardoqueo fue y cumplió con todas las instrucciones de Ester.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Reina Valera 1960

Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Mardoqueo fue y cumplió con todo lo que Ester le había ordenado.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Nueva Version Internacional

Entonces Mardoqueo fue y cumplió con todas las instrucciones de Ester.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Biblia de las Americas

Y Mardoqueo se fue e hizo conforme a todo lo que Ester le había ordenado.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Dios habla hoy

Entonces Mardoqueo se fue y cumplió todas las indicaciones de Ester.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Nueva Traducción Viviente

Así que Mardoqueo se puso en marcha e hizo todo tal como Ester le había ordenado.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Palabra de Dios para Todos

Así que Mardoqueo salió e hizo lo que Ester le había pedido.

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Se alejó Mardoqueo y cumplió cuanto Ester le había mandado. [(a) Mardoqueo oró al Señor, acordándose de todas sus maravillas, y exclamó: (b) "¡Señor, Señor, Rey Omnipotente! Todo está sometido a tu poder, y no hay quien se resista a tu voluntad si has decidido salvar a Israel. (c) Tú hiciste el cielo y la tierra, cuantas maravillas existen bajo el cielo. Eres Señor de todo, y nadie se te puede oponer, Señor. (d) Tú lo conoces todo, tú sabes, Señor, que no por insolencia, orgullo o pundonor, me negué a inclinarme ante el orgulloso Amán, pues gustoso besaría las plantas de sus pies por la salvación de Israel. (e) Pero yo lo hice por no rendir gloria a un hombre por encima de la gloria de Dios; no me postraré ante nadie, sino ante ti solo, Señor; y no dicta el orgullo mi conducta. (f) Ahora, pues, Señor, Dios, Rey, Dios de Abrahán, perdona a tu pueblo, porque andan mirando cómo destruirnos y desean exterminar la heredad que fue tuya desde siempre. (g) No desprecies tu parte, la que rescataste para ti del país de Egipto. (h) Escucha mi oración, muéstrate propicio a tu heredad; convierte nuestro duelo en alegría, para que, viviendo, cantemos himnos a tu Nombre, Señor. No tapes la boca de los que te alaban." i) Todo Israel clamaba con todas sus fuerzas, pues tenían la muerte ante los ojos. (k) Por su parte, la reina Ester se refugió en el Señor, presa de mortal angustia. Despojándose de sus magníficos vestidos, se vistió de angustia y duelo. En vez de exquisitos perfumes, echó sobre su cabeza ceniza y suciedad, humilló su cuerpo hasta el extremo, encubrió con sus desordenados cabellos la gozosa belleza de su cuerpo, y suplicó al Señor, Dios de Israel, diciendo: (l) "Señor y Dios nuestro, tú eres único. Ven en mi ayuda, que estoy sola y no tengo socorro sino en ti, y mi vida está en peligro. (m) Yo oí desde mi infancia, en mi tribu paterna, que tú, Señor, elegiste a Israel de entre todos los pueblos, y a nuestros padres de entre todos sus mayores, para ser herencia tuya para siempre, cumpliendo en su favor cuanto dijiste. (n) Ahora hemos pecado en tu presencia, nos has entregado a nuestros enemigos, porque hemos honrado a sus dioses. ¡Justo eres, Señor! (o) Mas no se han contentado con nuestra amarga esclavitud, sino que han puesto sus manos en las manos de sus ídolos para borrar el decreto de tu boca y destruir tu heredad; para cerrar las bocas que te alaban y apagar la gloria de tu Casa y de tu altar; (p) para abrir las bocas de las gentes en alabanza de sus dioses y admirar eternamente a un rey de carne. (q) No entregues, Señor, tu cetro a los que nada son; que no se regocijen por nuestra caída; vuelve en contra de ellos sus deseos, y el primero que se alzó contra nosotros haz que sirva de escarmiento. (r) Acuérdate, Señor, y date a conocer en el día de nuestra aflicción; y dame a mí valor, rey de los dioses y señor de toda autoridad. (s) Pon en mis labios palabras armoniosas cuando esté en presencia del león; vuelve el odio de su corazón contra el que nos combate para ruina suya y de los que piensan como él. (t) Líbranos con tus manos y acude en mi socorro, que estoy sola, y a nadie tengo, sino a ti, Señor. (u) Tú que conoces todas las cosas, sabes que odio la gloria de los malos, que aborrezco el lecho incircunciso y el de todo extranjero. (v) Tú sabes bien la necesidad en que me hallo, que me asquean los emblemas de grandeza que ciñen mi frente los días de gala, como asquea el paño menstrual, y que no me los pongo en días de retiro. (x) Que tu sierva no ha comido a la mesa de Amán, que no he tenido a honra los regios festines, ni bebido el vino de las libaciones. (y) Que no tuvo tu sierva instante de alegría, desde su encumbramiento hasta el día de hoy, sino sólo en ti, Señor y Dios de Abrahán. (z) Oh Dios, que dominas a todos, oye el clamor de los desesperados, líbranos del poder de los malvados y líbrame a mí de mi temor.]

Ver Capítulo

Ester 4:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces Mordejai fue por su camino e hizo todo lo que Ester le había ordenado hacer[32] [(17a) Entonces Mordejai pensó en todas las obras de YAHWEH, e hizo su oración hacia El, (17b) diciendo, [La súplica de Mordejai] "O YAHWEH, YAHWEH, El Rey Todopoderoso; pues toda la tierra está en Tu poder, y si Tú has designado salvar a Yisra'el, no hay hombre que pueda oponerse a ti. (17c) Porque Tú hiciste el cielo y la tierra, y todas las cosas maravillosas debajo del cielo, Tú eres Amo de todas las cosas, nadie se te puede resistir, que eres el Amo. (17d) Tú conoces todas las cosas, y conoces, Amo, que no fue en desprecio ni orgullo, ni ningún deseo de gloria, que no me incliné al orgulloso Haman. Pues yo habría estado contento con la buena voluntad para la salvación de Yisra'el besar la planta de sus pies. (17e) Pero hice esto, que yo no prefiriera la gloria del hombre por encima de la Gloria de Elohim, y tampoco adoraré a nadie sino a Ti, O Elohim, y tampoco lo haré en orgullo. (17f) "Y ahora YAHWEH Elohim y Rey, Elohim de Avraham, perdona a Tu pueblo; porque sus ojos están sobre nosotros para traernos a nada; sí, ellos desean destruir la herencia que ha sido tuya desde el principio. (17g) No aborrezcas la porción que Tú has liberado de Mitzrayim para Tu propio ser. (17h) Oye mi oración, y sé misericordioso sobre Tu herencia; vuelve nuestra tristeza en alegría. Que podamos vivir, O YAHWEH, y alabar Tu Nombre, y no destruyas las bocas de aquellos que te alaban, O YAHWEH. (17i) Todo Yisra'el de la misma forma clamó de todo corazón a YAHWEH, porque su muerte estaba delante de sus ojos. [La súplica de Ester] (17k) La reina Ester también, estando en temor de muerte, recurrió a YAHWEH, y guardó su gloriosa vestidura, y se puso atuendos de angustia y duelo; y en vez de ungüentos preciosos, ella se cubrió su cabeza con cenizas y estiércol, y ella humilló su cuerpo grandemente, y todos los lugares de su regocijo, ella llenó con pelo arrancado. Y ella oró a YAHWEH Elohim de Yisra'el, diciendo: (17l) "O mi Amo, Tú solamente eres nuestro Rey, ayúdame, mujer desolada, que no tiene ayudador sino Tú; pues mi peligro está en mi mano. (17m) Desde mi juventud hasta ahora yo he oído en la tribu de mi familia que Tú, O YAHWEH, tomaste a Yisra'el de entre todos los pueblos, y a nuestros padres de todos sus antepasados, y Tú has cumplido todo lo que le prometiste a ellos. (17n) Y ahora hemos pecado delante de Ti; por lo tanto, nos has entregado en las manos de nuestros enemigos, porque adoramos sus dioses, O YAHWEH Tú eres justo (17o) No obstante, no los satisfizo que estemos en amarga cautividad; ellos han afligido manos con sus ídolos, que ellos anulan las cosas que Tú con Tu boca has ordenado, y destruyen Tu herencia, y callan la boca que te alaba a Ti, y sofocan la Gloria de Tu Casa, y de Tu Altar; (17p) y abren las bocas de los cielos para llevar las alabanzas a sus ídolos, y magnificar el rey de carne para siempre. (17q) O YAHWEH, no des Tu cetro a ellos y sea nada, y no los dejes reírse a nuestra caída; y vuelve su designio sobre ellos mismos, y hazlo a él un ejemplo, que ha comenzado esto contra nosotros. (17r) Recuerda, O YAHWEH, hazte conocido en tiempo de nuestra aflicción, y dame audacia, O Rey de las naciones, y Amo de todo poder. (17s) Dame oratoria elocuente en mi boca ante el león, vuelve su corazón para odiar al que pelea contra nosotros, que puede haber un fin de él, y de todos los que son iguales que él; pero libéranos de su mano, y ayúdame que estoy deso lada, y no tengo otra ayuda sino Tú. (17u) "Tú conoces todas las cosas, O YAHWEH, Tú sabes que yo odio la gloria del inicuo y aborrezco la cama del incircunciso, y todo lo pagano. (17w) Tú conoces mi necesidad, porque yo aborrezco la señal de mi alta condición, cual está sobre mi cabeza donde me muestre a mí misma, yo lo aborrezco como trapo de menstruación, y no lo uso cuando estoy en privado conmigo misma. (17x) Y que Tu sierva no ha comido a la mesa de Haman, y que yo no he estimado grandemente la fiesta del rey, ni he bebido vino con las ofrendas de libación. (17y) Ni tu sierva ha tenido alegría desde el día que fui traída aquí hasta el presente, pero en Ti, O Elohim de Avraham. (17z) O Poderoso Elohim por encima de todo, oye la voz del desamparo y líbranos de las manos del malicioso, y líbrame a mí de mi temor."] Hasta aquí la oración de Mordejai y Ester.

Ver Capítulo