Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 9:1 - Biblia al día 1989

Eclesiastés 9:1

A todo esto me dediqué de lleno, y en todo esto comprobé que los justos y los sabios, y sus obras, están en las manos de Dios; que el hombre nada sabe del amor ni del odio, aunque los tenga ante sus ojos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Reina Valera 1960

Ciertamente he dado mi corazón a todas estas cosas, para declarar todo esto: que los justos y los sabios, y sus obras, están en la mano de Dios; que sea amor o que sea odio, no lo saben los hombres; todo está delante de ellos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Puse todo mi empeño en entender todo esto, y pude comprobar que todo está en las manos de Dios: en sus manos está lo que hacen los sabios y la gente honesta. Ninguno de nosotros sabe en realidad lo que son el amor y el odio.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Nueva Version Internacional

A todo esto me dediqué de lleno, y en todo esto comprobé que los justos y los sabios, y sus obras, están en las manos de Dios; que el hombre nada sabe del amor ni del odio, aunque los tenga ante sus ojos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Biblia de las Americas

Pues bien, he tomado todas estas cosas en mi corazón y declaro todo esto: que los justos y los sabios y sus hechos están en la mano de Dios. Los hombres no saben ni de amor ni de odio, aunque todo está delante de ellos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Dios habla hoy

A todo esto me he entregado de lleno, tan solo para descubrir que las obras de buenos y de sabios están en las manos de Dios. Nada sabe el hombre del amor ni del odio, aun cuando los tenga ante sus ojos.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Nueva Traducción Viviente

También me dediqué a investigar lo siguiente: si bien Dios tiene en sus manos las acciones de los sabios y de los justos, nadie sabe si Dios les mostrará su favor.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Palabra de Dios para Todos

Medité cuidadosamente en todo esto. Me di cuenta de que Dios controla la vida de la gente sabia y buena, y lo que esta gente hace. El ser humano no sabe si será amado u odiado porque no sabe lo que sucederá en el futuro.

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues bien, a todo esto me he aplicado con interés y todo lo he explorado, y he visto que los justos y los sabios, así como sus obras, están en manos de Dios. Y nada saben los hombres de amor ni de odio: todo les resulta

Ver Capítulo

Eclesiastés 9:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo contemplé que el justo y el sabio, junto con sus obras, están en las manos de Elohim – no hay un hombre que conozca el amor ni el odio, [aunque] todos están delante de Su rostro.[49]

Ver Capítulo